Aborto: empieza la caza al obispo

Aborto: empieza la caza al obispo

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/25337">Martínez Camino: Los católicos no pueden apoyar la reforma proabortista</a>»

REDACCION HO.- Como informaba Noticias HO esta mañana, en Los Desayunos Informativos CEU el secretario general de la Conferencia Episcopal Española, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, ha expuesto la doctrina de la Iglesia ante quienes participan en un aborto.

El obispo auxiliar de Madrid ha dicho que quien propaga la ley comete "pecado público" y quien defiende el texto legislativo o le da su voto está en "situación objetiva de pecado". En cuanto a la excomunión, sería para quien "colabore directamente" en un aborto realizado.

Monseñor Martínez Camino se ha referido también a las mujeres que abortan para decir que Dios "las quiere acoger en su seno":

"Las que no se han acercado al confesionario, que se animen a hacerlo porque Dios quiere la solución y la paz plena de las persona. La Iglesia, que defiende los derechos de los inocentes y es consciente del problema del aborto, no se muestra inmisericorde con quien caiga en el pecado."

Ninguna novedad pues sobre la posición de la Iglesia católica en relación con este asunto. Sin embargo, como cada vez que uno de sus representantes tiene la "osadía" de pronunciarse sobre alguna cuestión en el ámbito de sus funciones, se ha desatado la correspondiente oleada no de críticas, que serían lícitas, sino de tergiversaciones y de manipulaciones, cuando no de insultos.

El PSOE ha calificado de "amenaza de hace 60 años" las palabras de Monseñor Martínez Camino y ha asegurado que sus diputados no votarán "por lo que digan los obispos".

Trinidad Jiménez ha añadido, tratando de ningunear al portavoz de la CEE, que la Iglesia católica es "mucho más" de lo que él representa.

CiU ha dicho lamentar "profundamente" las palabras de la Iglesia y cree que no es bueno que "se presione" a los diputados.

El PNV ha afirmado que rechaza "intromisiones" de la Iglesia.

En cuanto al PP, Celia Villalobos ha recordado la "separación clarísima" que existe entre la Iglesia y la política, y apuntó que los católicos sabrán lo que tienen que hacer ante las palabras del secretario general de la Conferencia Episcopal:

"Ése es un problema de los católicos y de la Iglesia católica."

El vicepresidente tercero del Congreso y diputado del PP Jorge Fernández ha dicho que "puede chocar" que se hable de "pecado mortal público" para definir la situación en la que se encontrarán los políticos que apoyen el proyecto abortista del Gobierno, pero recalcó que los católicos tienen sus "normas".

Fernández defendió que quienes tienen autoridad para definir qué es ser católico y qué requisitos deben cumplirse para poder comulgar tienen "el derecho y el deber" de decirlo.