La directora de un abortorio se convierte en activa defensora del derecho a vivir

La directora de un abortorio se convierte en activa defensora del derecho a vivir

Abandona su actividad en un abortorio de Estados Unidos tras ver la imagen de un bebé en el momento de ser abortado.



REDACCION HO.- Abby Johnson trabajaba desde hace ocho años en el abortorio que Planned Parenthood tiene en Bryan (Texas), del que era directora desde 2007. Fue precisamente ante este abortorio donde David Bereit, hoy director nacional de 40 Days for Life, lanzó en 2004 su primera campaña en defensa de la vida:



"En esta primera campaña de 2004, rogamos para que Abby y todos los empleados de los abortorios fueran conscientes de lo que es el aborto y abandonaran esta industria de la muerte."


Hoy Abby Johnson ya no dirige el abortorio de Planned Parenthood de Bryan, tras 8 años trabajando en él, y forma parte de los que se plantan frente al edificio para pedir que la masacre se detenga.


Johnson se fue dando cuenta progresivamente de que Planned Parenthood no era, como pretende, una entidad de asesoramiento sino una máquina de hacer dinero con el aborto, pero el cambio decisivo se produjo cuando pudo ver la imagen por ultrasonido de un feto en el momento en que era abortado. Pocos días después abandonó su trabajo.


Durante el tiempo que permaneció en él, Johnson ha reconocido que recibía instrucciones de sus jefes para aumentar el número de abortos:



"En cada reunión nos decían que no tenían suficiente dinero. Es un negocio muy lucrativo y por eso quieren aumentar el números de abortos".


Johnson es la octava empleada de un abortorio que abandona su actividad durante la campaña 40 Days for Life que organiza Coalition for Life.


Shawn Carney, director de Coalition for Life, ha destacado el poder de la oración en estos hechos:



"Todo esto prueba el poder de la oración y también la valentía de Abby para dejar un trabajo que ella sentía contra su conciencia. Ha sido una alegría para todos los voluntarios que han rezado fuera del abortorio por la conversión de sus trabajadores, ser testigos de que las conversiones realmente suceden."


40 Days for Life