El crucifijo en las aulas, señal de tolerancia y libertad

El crucifijo en las aulas, señal de tolerancia y libertad

««<a href="http://www.hazteoir.org/node/25108">PSOE y PP, conformes con la sentencia de los crucifijos</a>»« »»
««<a href="http://www.hazteoir.org/node/25106">El crucifijo &quot;viola los derechos de los padres&quot;, según el Tribunal de Estrasburgo</a>»»« »
«BLOGS HO: <span class="feedlink"><a href="http://blogs.hazteoir.org/ragnarok/2009/11/04/la-sentencia-de-estrasburgo-es-muy-positiva/"><span style="color: #003871">La sentencia de Estrasburgo es muy positiva</span></a>, por Alejandro Campoy</span>»

CONCAPA cree que el fallo de Estrasburgo puede alentar posiciones ideológicamente sectarias y ofrecer una visión parcial y contradictoria con la realidad. 

REDACCIÓN HO.- Desde "el más absoluto de los respetos" a las decisiones judiciales, CONCAPA considera que la sentencia dictada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos amparando la retirada de crucifijos en colegios públicos por considerarlos "una violación de la libertad de los padres de educar a sus hijos según sus propias convicciones" y "un atentado contra la libertad religiosa de los alumnos" puede alentar posiciones ideológicamente sectarias, a la vez que ofrece una visión parcial y contradictoria con la realidad.

Sin perjuicio de posteriores análisis de la resolución judicial, que puedan efectuarse cuando se conozca en su integridad la sentencia -que, en principio afecta a un caso concreto- va a ser objeto de recurso por el Gobierno italiano, por lo que habrá que esperar a que adquiera firmeza antes de extraer conclusiones.

CONCAPA considera partiendo de ello que "la sentencia ignora que el crucifijo es un signo cultural de nuestra tradición y de nuestra historia, que no puede ser ofensivo ni para el creyente ni para el ateo, porque no impone a nadie la obligación de profesar una religión determinada".

"La laicidad bien entendida requiere que los Estados valoren positivamente las creencias religiosas de los ciudadanos e, incluso, evitar que se excluya de las aulas un signo tan esencial en la cultura, historia y valores sobre los que se asienta nuestra civilización occidental", señala la confederación de padres.

Y los menús escolares ¿atentan contra la libertad?

La prohibición de signos religiosos que forman parte de nuestro patrimonio cultural supone también de hecho, como señala CONCAPA, la "imposición de un laicismo intolerante y, por tanto, un atentado contra la libertad ideológica o religiosa de quienes no comparten esa visión". En este sentido, la Confederación recuerda que la laicidad "no puede ser entendida como la exclusión pública del hecho religioso y mucho menos en países como el nuestro, en los que la religión forma parte del patrimonio cultural. De hecho, en coherencia con tal doctrina debería prohibirse en la escuela pública cualquier indumentaria que significara un signo religioso. De igual forma, siguiendo el razonamiento de la sentencia tampoco sería admisible la distinción de la comida que hoy se realiza en los centros, atendiendo a la sensibilidad de los creyentes de otras religiones minoritarias".

Entendiendo que el TEDH no ha tenido en cuenta la historia, cultura, tradiciones y valores de los países que conforman Europa, ya que el crucifijo -como recogió la sentencia dictada en 2005 por un tribunal administrativo italiano- es el símbolo de los principios de igualdad, libertad, tolerancia y secularismo del Estado, desde CONCAPA se pide "mayores dosis de sentido común para favorecer la formación de unos alumnos libres de prejuicios, respetuosos con las creencias e ideologías de los demás y libres en sus elecciones desde la formación que otorga el conocimiento".