El Sínodo de los Obispos recuerda que el preservativo no frena el sida

El Sínodo de los Obispos recuerda que el preservativo no frena el sida

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/18627">Uganda frena el sida sin preservativos</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/18775">La ONU reconoce que la abstinencia contribuye a prevenir el sida</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/23813">Nuevas voces científicas apoyan lo dicho por el Papa sobre el preservativo</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/23306">Un prestigioso científico asegura que el Papa tiene razón sobre el sida</a>»

La ciencia y la Organización de Naciones Unidas ya han reconocido el fracaso de los programas contra la enfermedad basados en el uso de preservativos.

REDACCION HO.- El Sínodo de los Obispos para África ha reiterado hoy que el sida "no puede superarse" con la distribución de preservativos y ha recordado "el éxito que han obtenido los programas que aconsejan la abstinencia entre los no casados y la fidelidad entre los casados", un éxito que han reconocido numerosos científicos y las Naciones Unidas:

"La Iglesia está en primera línea en la lucha contra el VIH y en la atención a las personas infectadas y contagiadas. Con el Santo Padre Benedicto XVI, este Sínodo advierte de que el problema no puede superarse con la distribución de profilácticos."

País

Católicos

Con sida

Suazilandia

5%

42,6%

Botswana

4%

37%

Sudáfrica

6%

22%

Uganda

43%

4%

Un trato digno y justo para los africanos

El Sínodo de los Obispos para África pide también "a los potentes de este mundo" que traten a África con respecto y dignidad:

"África reclama desde hace tiempo un cambio del orden económico mundial respecto a las estructuras injustas que se han acumulado sobre ella."

Los obispos reconocen que la crisis económica ha provocado "la necesidad de un cambio radical de reglas":

"Pero sería una tragedia que los cambios se tradujesen solo en beneficios para los ricos y repercutiesen negativamente una vez más en los pobres. Buena parte de los conflictos, guerras y pobreza de África se derivan principalmente de estas estructuras injustas."

El Sínodo de los Obispos para África, reunido en el Vaticano. pide "un cambio" en la cuestión de la deuda que pesa sobre los países pobres y que, en su opinión, "mata literalmente a los niños":

"Las sociedades multinacionales tienen que acabar con la devastación criminal del ambiente merced a su descarada explotación de los recursos naturales. Es una política miope la que fomenta guerras para obtener beneficios rápidos con el caos, al precio de vidas humanas y de sangre. ¿Es posible que ninguno sea capaz y quiera interrumpir estos crímenes contra la humanidad?"

El Sínodo pide también a los obispos africanos que sean, en sus sedes locales, "modelos de buen gobierno, de transparencia y de buena gestión financiera":

"Tenemos que seguir haciendo lo posible para combatir la pobreza, gran obstáculo a la paz y a la reconciliación."

El texto aprobado por el Sínodo sugiere la creación de programas de microcréditos y, tras recalcar la necesidad de la unidad de acción entre el episcopado africano, pone de manifiesto la importancia de los católicos en la vida política:

"África necesita santos en cargos políticos que despejarán la corrupción del continente, trabajarán por el bien de la gente y sabrán entusiasmar a otros hombres y mujeres."

El Sínodo de los Obispos para África lamenta que muchos católicos en cargos de prestigio "no hayan respondido adecuadamente" y les pide que se arrepientan y que dejen el ruedo público, "dejado así de ser la ruina del pueblo y de dar mala fama a la Iglesia católica".

Asimismo reclama que se reconozca y promueva la aportación específica de las mujeres, también en la esfera social:

"El Sínodo insta a las iglesias locales a que creen estructuras concretas para garantizar la participación real de las mujeres en los niveles apropiados."

Los obispos reconocen que "hay muy buenas noticias en África", aunque lamentan que los medios de comunicación "den prioridad a las negativas y se concentren en las desgracias y defectos":

"El buen gobierno está teniendo un notable impacto positivo en algunos países africanos, estimulando así a otros estados a reconsiderar las malas costumbres del pasado y del presente. Existen abundantes señales de muchas iniciativas que tratan de ofrecer una solución eficaz a nuestros problemas."