Perú también levanta su voz contra el aborto

Perú también levanta su voz contra el aborto

Prestigiosos profesionales desmienten las falacias con las se está alimentando la propuesta parlamentaria para modificar el artículo 119 del Código Penal, que permitiría el mal llamado aborto eugenésico y por violación sexual, además de abrir la puerta a la eutanasia.

REDACCIÓN HO.- Aumentan en Perú las voces que se alzan frente al polémico proyecto de Ley que está promoviendo despenalización de la eutanasia y del aborto en el país, defendiendo el mal llamado aborto eugenésico y en perpetrado en casos que argumenten violación.

En declaraciones al digital peruano RPP.com, la abogada Janet Ramos, del Instituto de Investigación y Población y directora de Investigación de Vida y Familia, considera que hay una posición legal y que no se tendría que instrumentar esta despenalización:

"Creemos que en este debate tenemos dos puntos a considerar: El Ministerio de Justicia, que es el abogado del Estado y que tiene dos representantes en esta comisión revisora, ha señalado claramente en un comunicado de prensa que la posición del Gobierno y del Ministerio de Justicia es en contra de la despenalización del aborto.  Digamos para partir desde un punto de vista legal actual.  En segundo lugar creemos que el tema del aborto por violación y el aborto eugenésico, como ya se viene viendo en otros lugares y en otros países es sólo un pretexto, desde un punto de vista emotivo, para despenalizar el aborto a libre demanda".

Voces comprometidas con la Vida en el Ejecutivo

El titular de Defensa, Rafael Rey, ha declarado que no descarta renunciar si se aprueba el proyecto de ley despenalizador del aborto. El ministro ha alentado a los defensores de los derechos humanos a manifestarse en contra de la reforma:

"Solicito a los que se denominan auto defensores de los derechos humanos que si defienden, como es lógico, incluso los derechos de un terrorista porque es un ser humano y también tiene derecho, cómo no van a levantar su voz de protesta, me parece a mí, en contra del aborto en el que se mata a la persona más indefensa".

Estas palabras le han merecido fuertes ataques de los proabortistas, a los que ha respondido afirmando que pese a los insultos en su contra, tiene derecho a la libertad de expresión y de pensamiento.

También la ministra de la Producción, Mercedes Aráoz, ha criticado la reforma al apoyar la propuesta del cardenal Juan Luis Cipriani, quien dijo que la Iglesia Católica se haría responsable de los niños que nazcan con mal formaciones o sean productos de un abuso sexual.

En ese sentido, la ministra sostuvo que "si un niño nace con alguna discapacidad no significa que sea menos que otros", y añadió que puede convertirse en una persona útil para la sociedad. En referencia a los embarazos productos de violaciones sexuales, Aráoz abogó para que se les brinde ayuda psicológica a la gestante y luego, si es que no quiere al bebé, darle la posibilidad de entregarlo en adopción.

Estado de la cuestión

El 6 de octubre pasado, la Comisión Revisora del Código Penal aprobó modificar el citado código en sus artículos 114 al 120, todos ellos referidos al aborto. Se aprobó unificar los artículos 119 (aborto "terapéutico", ya en vigencia) y 120 ("aborto eugenésico" y por violación sexual). En este último artículo se despenalizan ambos casos, es decir, no hay cárcel.

El debate sobre la despenalización del aborto ya causa dolores de cabeza al Gobierno, al menos al jefe del Gabinete Ministerial, Javier Velásquez Quesquén, quien ayer decidió responder al presidente de la Comisión Revisora del Código Penal, Carlos Torres Caro, quien le pidió una posición institucional en torno a ese polémico tema, informa el digital colombiano elcomercio.com.

"El presidente Alan García es prudente al ver este tema. El debate está en el Congreso, y en su momento el Ejecutivo se pronunciará. [...] Una vez que el Congreso se pronuncie, si lo traduce en una iniciativa legislativa, lo va a tener que enviar al Poder Ejecutivo y allí observaremos o promulgaremos la norma, y estará fijada, recién, la opinión del Gobierno", precisó Velásquez.

La polémica también ha llegado a la Defensoría del Pueblo, en cuya titular, Beatriz Merino, recayeron también, hace unos días, diversas exigencias para que emitiera un pronunciamiento sobre la despenalización del aborto.  Ayer, sin embargo, Merino invocó que se abra un debate amplio y profundo sobre este tema, por cuanto considera que es de trascendencia general para la población del país. En un pronunciamiento que leyó, dijo que la propuesta que modifica el artículo 119 del Código Penal -que permitiría el aborto eugenésico y por violación sexual- aborda aspectos relacionados con los valores sobre la vida humana y el rol del Estado en relación con ella.

Indicó igualmente que la despenalización del aborto en casos extremos plantea un conflicto con principios constitucionales, por lo que el tema trasciende el interés de las iglesias y de las organizaciones no gubernamentales.