DAV aúna a las grandes religiones monoteístas en la defensa de la Vida

DAV aúna a las grandes religiones monoteístas en la defensa de la Vida

<a href="http://www.hazteoir.org/files/Manifiesto_Badajoz_14oct09_religiones_Vida.pdf">«Manifiesto de Badajoz»</a>
«Vídeo de la presentación del Manifiesto en el interior» 

Representantes de las religiones católica, judía, musulmana y evangélica sellan en Badajoz un Manifiesto conjunto contra el aborto y la reforma legal de Zapatero, en un acto organizado por Derecho a Vivir (DAV).

REDACCIÓN HO.-  En un acto histórico celebrado este miércoles en el Colegio de Médicos de Badajoz, DAV reunió a representantes de las grandes religiones monoteístas -católica, judía, musulmana y evangélica-, en el que se selló el Manifiesto en contra del aborto con tres puntos fundamentales: la vida es el primer y principal derecho de cualquier persona, existe vida humana desde la fecundación hasta la muerte natural y el aborto es un atentado.

Las diferencias religiosas no importan cuando se trata de defender el primer derecho humano, la vida del no nacido y a la mujer embarazada. Y es que, domo destacó el presidente de HazteOir.org y DAV, Ignacio Arsuaga, "los que creen en Dios, están en contra del aborto".

"Hay que lanzar un mensaje a la sociedad y por eso estamos aquí", añadía Arsuaga, quien destacó que la mayoría de los españoles están en contra de la nueva legislación del aborto con la que el Gobierno de Zapatero trata de imponer el aborto libre en España bajo un régimen de plazos.

Manifiesto

Precisamente para formalizar este mensaje e insistir en la necesidad de que los representantes políticos de los ciudadanos reflexionen, se presentó el manifiesto en contra del aborto, suscrito, en representación de sus respectivas religiones, por Sebastián González, vicario de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz; Eliecer Sahi, primer rabino de Lisboa; Adel Najjar, imán de la mezquita pacense; y Jorge Farfán, presidente del Consejo Evangélico de Extremadura.

Sebastián González dejó claro que el aborto no es una opción: "Para un cristiano, cualquier persona es un icono de Dios vivo, tenga un milímetro o sufra un cáncer terminal". El representante católico también se opuso contundentemente a la nueva ley que prepara el Gobierno y calificó el hecho de que las mujeres de 16 años puedan abortar sin permiso paterno como una locura. Para González, la solución para esta situación es comprometerse cuando una mujer se quede embarazada y limitar las relaciones al matrimonio.

Eliecer Sahi coincidió en este punto con el vicario y destacó que el objetivo fundamental es hacer que las parejas sean responsables y dirigirlas en sus relaciones. "Crear una familia es un sacrificio. No se puede convertir el acto de creación en un acto de diversión".

Por último, el imán Adel Najjar añadió que la mejor solución es impartir una buena educación y apoyar a la mujer para que nunca esté sola.