Barberá exige que Conde Pumpido pida perdón

Barberá exige que Conde Pumpido pida perdón

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/24503">El PP pide la comparecencia del Fiscal General para explicar si manipuló el sumario 'Gürtel'</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/24486">La Fiscalía quiso eliminar del sumario Gürtel testimonios favorables a Camps</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/24467">El Consejo de la Abogacía reclama la nulidad del sumario Gürtel</a>»

"Los máximos dirigentes se están cargando la independencia judicial y el estado de derecho."

REDACCION HO.- La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha exigido hoy al fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que pida perdón y dé explicaciones por "quitar pruebas evidentes" del sumario del caso Gürtel. Unas pruebas que,  según dieron a conocer ayer diversos periódicos, eran exculpatorias para Francisco Camps.

La alcaldesa de Valencia calificó de "inmoral e indecente" que se eliminen del sumario unas declaraciones que suponen "pruebas absolutamente exculpatorias para quien han tenido siete meses sufriendo como si fuera parte de un caso delictivo":

"Son el fiscal general del Estado, y detrás, el Gobierno, quienes tienen que dar explicaciones de estas barbaridades, de estos abusos, y pedir perdón a las personas a las que públicamente se les ha hecho tanto daño."

Rita Barberá reclamó "la dimisión de los responsables de la Justicia":

"Los máximos dirigentes se están cargando la independencia judicial y el estado de derecho. Aquí hay pruebas, y eso es todo lo que tengo que comentar."

La alcaldesa de Valencia rechazó que exista una "teoría de la conspiración" que, según dijo, "nos están echando como si fuera una bola de béisbol":

"Aquí hay una prueba evidente que la han querido quitar de delante y, encima, como hay una mala instrucción por todas partes, se ha colado en el sumario, para que hoy se pueda probar que hay abuso institucional."

Barberá se preguntó "qué más crea alarma social" que el hecho de que unas personas "puedan estar sometidas a esta arbitrariedad de tratarlas como presuntos delincuentes cuando tienen encima la convicción y la prueba exculpatoria de que no es así".

También instó a "todos los españoles a pedir, primero explicaciones, y después decisiones, que son las dimisiones de los responsables de la Justicia".

La alcaldesa también censuró que la grabación de las conversaciones entre el empresario Pablo Crespo y su abogado son "absolutamente ilegales" porque esto "sólo se permite en los casos extremos de terrorismo, tampoco para todos":

"Ante una ilegalidad manifiesta, quien lo ha ordenado tiene que dar explicaciones y asumir sus responsabilidades. Este es un tema de una enorme alarma y gravedad institucional, de exigencias de responsabilidades inmediatas."