Bono arremete contra Mons. Martínez Camino para no definirse sobre el aborto

Bono arremete contra Mons. Martínez Camino para no definirse sobre el aborto

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/24354">Los socialistas católicos abortistas no están dentro de la Iglesia</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/17795">Bono censura los mensajes que piden un pleno extraordinario sobre el aborto</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/19057">Bono defiende la reforma abortista para dar &quot;seguridad jurídica a lo que es un hecho&quot;</a>»

Le llama "dogmático" y afirma que "como cristiano, espera seguir a Cristo, no a Martínez Camino".

REDACCION HO.- José Bono ha vuelto a demostrar hoy lo mucho que les gusta a los dirigentes del Partido Socialista buscar el cuerpo a cuerpo con los obispos. Aunque no venga a cuento.

El presidente del Congreso de los Diputados ha respondido a unas declaraciones que Monseñor Martínez Camino nunca hizo, y ha aprovechado para insultarle.

Bono no se pronuncia sobre el aborto

José Bono, ha sido incapaz hoy de definir claramente su postura sobre el aborto. Para zafarse de preguntas al respecto, Bono ha recurrido al ataque, acusando de "dogmático" a Monseñor Martínez Camino.

José Bono lamentó que el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, "estigmatice" su opinión sobre el aborto, "cuando ni siquiera la conoce".

Bono hizo estas declaraciones tras su intervención en el acto de apertura del congreso de la Liga Internacional de Socialistas Religiosos, una asociación dependiente de la Internacional Socialista.

El presidente del Congreso dijo lamentar que "algunos, desde posiciones más o menos dogmáticas, estigmaticen su opinión", aludiendo a secretario general de la CEE, que en ningún momento ha pronunciado el nombre de José Bono en relación con el aborto.

Bono añadió que Monseñor Martínez Camino, por el que dijo que siente afecto, "ha hablado de que algunos estarían fuera de la Iglesia", a lo que respondió que "como cristiano, espera seguir a Cristo, no a Martínez Camino".

El presidente del Congreso añadió que "todos tenemos cosas de las que podemos ser acusados y Cristo sería más misericordioso que nosotros", por lo que apuntó que "sería bueno que fuésemos prudentes todos y aspirásemos a seguir a Cristo".

José Bono cree que como socialista está en la disciplina de su partido y como cristiano aspira a seguir a Cristo, "pero no a determinados báculos y mitras".

Esto fue lo único que Bono fue capaz de decir sobre el proyecto abortista del gobierno de su partido:

"Lo que debe hacer Zapatero es no complicar la voluntad de acuerdo, entendimiento y mejora de esa ley."

Bono declaró también que "el socialismo necesita renovación y los valores cristianos son un buen camino" para conseguirlo, y subrayó que "no se trata de cristianizar al partido socialista, sino de encontrar juntos respuestas para resolver problemas que son intolerables en la sociedad actual":

"El universalismo socialista y cristiano debería permitir saltar las fronteras e impedir la creación de otras (...) Si nunca ha sido problema para la gente de derechas hacer compatible su ideología política con la religión, la gente de izquierdas, en general, y los socialistas, en particular, han tenido que ir acostumbrándose a estar marginados en ambos partidos y a tener que pedir, por un lado, disculpas por pensar de un modo y, en otro, por creer de determinada manera."