Todos los partidos de Andalucía apoyan el proyecto de Ley de Muerte Digna

Todos los partidos de Andalucía apoyan el proyecto de Ley de Muerte Digna

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/21374">Bajo eufemismos, la Junta andaluza fomenta una falsa polémica sobre la eutanasia</a>»

Cuando la norma entre en vigor, los menores de 16 años podrán rechazar e interrumpir su tratamiento.

REDACCION HO.- La llaman Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte, y ha entrado en la cámara regional andaluza con el respaldo de PSOE, PP e IU.

Este proyecto de ley pretende garantizar, según el gobierno regional, los derechos de los enfermos, que serán quienes decidan rechazar o interrumpir sus tratamientos.

El proyecto de ley menciona a los enfermos terminales y habla asimismo de sedación paliativa y de cuidados paliativos, y es la primera ley de este tipo que se va a aprobar en España.

Ningún grupo de la cámara andaluza presentó una enmienda a la totalidad con propuesta de devolución, por lo que se espera que la norma entre en vigor el próximo invierno.

A vueltas con la "seguridad jurídica"

Según el gobierno regional andaluz, la ley garantiza los derechos del paciente y  asegura su autonomía y el respeto a su voluntad. También hace mención a los  deberes de los profesionales, a los que garantiza "la seguridad jurídica", argumento este que el PSOE también está utilizando con el aborto.

Según la consejera de Salud, María Jesús Montero, la norma no tiene nada que ver con la eutanasia:

"No regula la eutanasia ni el suicidio asistido."

Sin embargo la consejera reconocer que "la ley es notablemente avanzada en el ordenamiento jurídico vigente", expresión esta que, en boca de un dirigente socialista, suele anunciar sorpresas desagradables que no podremos confirmar hasta que tengamos acceso al texto definitivo.

Para que no alberguemos grandes esperanzas, la consejera mencionó los polémicos casos de Ramón Sampedro y de Inmaculada Echeverría, y dijo que abrieron el debate en la sociedad española y andaluza,

El proyecto establece que en los centros sanitarios andaluces se formarán comités de ética de carácter consultivo para el asesoramiento en la toma de decisiones, algo que también se contempla en el proyecto del aborto. En este caso se prohíbe a los médicos defensores del derecho a vivir que formen parte de los comités.

La "muerte digna" de los menores de 16 años

El PP ha exigido que la norma recoja la objeción de conciencia de los profesionales de la medicina, una posibilidad que ya ha rechazado el PSOE. El representante de IU en el parlamento regional andaluz, Pedro Vaquero, ha explicado muy bien el por qué de ese rechazo:

"La objeción de conciencia de los médicos en estos casos se convierte en un boicot a la ley y a los derechos básicos."

Solo el PP ha considerado "preocupante que los menores de 16 años decidan sobre su futuro sanitario sin el consentimiento paterno, lo que choca con la ley de atención al menor".

Publicidad de la eutanasia

Mientras el parlamento regional sonreía complacido ante este proyecto de ley, otra institución pagada por los contribuyentes, la Escuela Andaluza de Salud Pública, instalaba en Granada un mural en el que invitaba a los ciudadanos a cantar las excelencias del suicidio.

La mencionada Escuela lo presentaba como "una invitación a escribir y expresar ideas sobre la muerte digna". Pero lo que los ciudadanos, poco dados a la neolengua, han entendido por tal es lo que han dejado escrito en el mural:

  • "Muerte digna es elegir el momento en el que deseamos dejar de sufrir."
  • "Muerte digna es disfrutar de todo, llegar al final y no dejar nada en el camino."
  • "Muerte digna es la otra cara de la vida digna."

También ha habido otros mensajes:

  • "Sólo Dios puede disponer de la vida y la muerte".