La Junta de Extremadura se mofa de los objetores a EpC

La Junta de Extremadura se mofa de los objetores a EpC

Lo hace la Consejería de Educación, de forma reiterada, en su web oficial, a través del portal educativo “Educarex”.

REDACCIÓN HO.-  Extremadura no está al margen de la controversia suscitada con las materias de “Educación para la ciudadanía”. Pero mientras en Castilla y León el Tribunal Superior de Justicia acaba de reconocer el derecho a la objeción de conciencia, en Extremadura los colectivos en apoyo a los objetores a EpC subrayan que "la actitud de los responsables educativos ha sido siempre la de tratar de evitar el problema y negar la polémica, a pesar de los procesos judiciales que continúan abiertos".

Como señalan el Observatorio Extremeño por la Libertad de Educación y la Plataforma Independiente de padres objetores a EpC Cáceres - Plataforma ObjetoreX de Badajoz, "es sorprendente e indignante como, desde la web oficial de la Consejería de Educación se ridiculiza a los alumnos y alumnas objetores".

En concreto, lo hace el administrador del sitio denominado “Rincón de Ciudadanía, Filosofía y Psicología”. Estos rincones didácticos del dominio educarex.es, según la misma página, son “portales temáticos donde se recogen recursos, experiencias y materiales al servicio del profesorado”, aunque también son recomendados a los alumnos y padres.

Las mofas publicadas en la web incluyen un chiste en el que un supuesto alumno dice a sus padres que “no quiere estudiar EpC”. La respuesta de los progenitores pretende ser jocosa: “Venga, vale, hijito,… no te preocupes, te haremos objetor y te harás un gran jugador de parchís”. Semejante burla fue enviada además a través del boletín de novedades número 19 de portal educativo.

En otros casos se recurre a la difamación en forma de imágenes. Así, en una de las entradas en las que se defiende la asignatura, y que incluye declaraciones que califican de “muy peligroso” el hecho de que exista un importante número de objeciones, puede verse una caricatura ofensiva: una chica feucha, de atuendo punky y varios pearcings, con pelo naranja y verde,  en posición sumisa. En el bocadillo se lee: “Que objeto de ser ciudadana… que reconozco que soy súbdita”.

El Observatorio Extremeño por la Libertad de Educación y la Plataforma Independiente de padres objetores a EpC Cáceres - Plataforma ObjetoreX de Badajoz califican de "muy grave" que se utilicen las nuevas tecnologías en educación "para transmitir intolerancia, discriminación y falta de respeto hacia los alumnos o hacia los compañeros de clase".

Por ello, exigen la inmediata retirada de la web de todos los contenidos oficiales que son ofensivos e insultantes para las familias objetoras y recomiendan a los padres que controlen el acceso de sus hijos a la citada página que, a día de hoy, ha recibido más de 158.000 visitas.