PDD a menores y sin receta: Zapatero avanza en su proyecto ideológico

PDD a menores y sin receta: Zapatero avanza en su proyecto ideológico

<a href="http://www.hazteoir.org/node/24036">«La PDD empezará a dispensarse a partir de este lunes sin receta»</a> 

Ante esta medida, contraria a la ética, al sentido común y a la práctica sanitaria, PPE anima a los profesionales, asociaciones y colegios a oponerse con firmeza y negarse a dispensar la PDD, por ser nociva para la salud y opuesta a la deontología farmacéutica.

REDACCIÓN HO.-. Como viene informando HO, desde ayer la célebre Píldora del Día Después (PDD) se distribuye en las farmacias españolas sin necesidad de presentar receta médica ni acreditar la mayoría de edad.

Ante ello, Profesionales por la Ética (PPE)recuerda que, desde el punto de vista de la salud pública, no debe olvidarse que la PDD, en numerosas ocasiones, es anti-implantatoria y tiene, por tanto, efectos abortivos. La mujer que ingiere esta pastilla puede sufrir un aborto sin saberlo. Este producto, además, no es inofensivo puesto que tiene contraindicaciones y efectos secundarios muy agresivos para la mujer.

Desde una perspectiva ética, "estamos por tanto en un nuevo paso hacia la liberalización total del aborto, en este caso farmacológico pero tan dañino para la vida del nasciturus como el aborto terapéutico. El hecho de que la PDD se pueda dispensar a menores de edad es contrario a toda lógica y a la propia normativa sanitaria, que impide a los menores adquirir en farmacias productos mucho menos dañinos que esta píldora", añade la plataforma de profesionales.

Por si fuera poco, recuerda PPE, dispensar la PDD de manera indiscriminada transmite a la opinión pública la falsa idea de que se trata de un anticonceptivo más que se puede utilizar todas las veces que se quiera. Finalmente, hay que recordar que la PDD no es un medicamento; por tanto no puede obligarse a los farmacéuticos a distribuirla.

Como añade Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, esta medida sólo obedece a las claves esenciales del proyecto ideológico del Gobierno Zapatero:

  • Banalizar las relaciones sexuales y convertirlas en un juego desprovisto de humanidad y responsabilidad.
  • Separar a los hijos de sus padres a la hora de tomar decisiones importantes.
  • Frivolizar con el aborto, que ahora es posible sólo con tomar una pastilla.
  • Priorizar sus objetivos ideológicos sobre la salud pública y los intereses de la población.

"Ante esta medida, contraria a la ética, al sentido común y a la práctica sanitaria, animamos a los profesionales, asociaciones y colegios a oponerse con firmeza y negarse a dispensar la PDD por ser nociva para la salud y opuesta a la deontología farmacéutica", afirma Fernández de Alarcón.