Gabilondo subordina cambios normativos a un estancado Pacto por la Educación

Gabilondo subordina cambios normativos a un estancado Pacto por la Educación

En pleno debate sobre el fracaso escolar y la falta de autoridad en los colegios, el Congreso se ocupa del pacto anunciado por el Gobierno que no acaba de arrancar.

REDACCIÓN HO.-  El pacto de Estado por la Educación ha llegado hoy al Congreso de los Diputados de la mano del PP, que durante la sesión de control al Gobierno  ha preguntado al ministro de Educación, Ángel Gabilondo, si considera necesario hacer "reformas legales para mejorar la educación".  

En su respuesta el ministro se ha mostrado dispuesto a los cambios normativos en pro de la calidad de la enseñanza, entre ellos los que conduzcan a fortalecer la autoridad del profesor, pero como resultado del pacto y del diálogo entre fuerzas políticas y comunidad edicativa: "No tenemos ningún temor a hacer modificaciones como resultado de ese diálogo". Si del trabajo común de evaluación y de las posteriores propuestas de mejoras se derivan modificaciones normativas, entonces, como resultado de nuestras conversaciones, y como resultado del acuerdo posterior al mismo las pondremos en el ámbito correspondiente, las propondremos y las haremos", ha señalado.

El debate se ha realizado entre el popular Alfonso Alonso y el ministro:

 "Usted tiene que atender a las tasas de fracaso escolar que hay en España y tiene que atender a la falta de entendimiento que hay entre padres, profesores y alumnos, recuperar la autoridad, señor Gabilondo, es tarea de todos. De los padres, de los profesores... pero también es tarea del Ejecutivo. Y su Gobierno cada día tiene menos autoridad para seguir hablándonos de pactos".

Alusiones a las que el ministro respondía así:

"Insistimos en culpabilizar, en hacer discursos maniqueos... Los buenos y los malos, nosotros somos extraordinarios y ustedes lo hacen fatal... Pero, repito, la corresponsabilidad es decisiva y determinante para aordar este asunto. Y desde luego no juguemos a dividir las posiciones respecto al Grupo Parlamentario, que está decidido a afrontar con seriedad esta debate".

Con todo, Gabilondo ha advertido al PP de que dotar al profesorado de la condición de autoridad pública tiene unos efectos administrativos y legales que necesitan una "profunda reflexión" :.

   "¿Tenemos que modificar la actual legislación o adoptar otro tipo de medidas? ¿Es un problema de disciplina o un resultado de la misma? Podemos empezar a tomar medidas sin atender a esta reflexión, pero yo les invito a que lo hagamos porque el concepto de autoridad pública tiene efectos administrativos y legales", aseveró Gabilondo, en respuesta a Alonso.

Asimismo, el ministro indicó que el problema de la autoridad del profesorado no es sólo escolar. Por eso, invitó a los 'populares' a debatir sobre este tema dentro del Pacto por la Educación, después de hacer un diagnóstico "compartido" de lo que ocurre en la calle y en las familias. "

Para el diputado del PP la respuesta del ministro "suena a excusa": recordó, que su grupo hizo pública hace dos meses una propuesta parlamentaria para dotar al profesorado de la condición de autoridad pública, que coincide, además, "con un debate abierto en la sociedad", y que todavía no ha comenzado a discutirse en sede parlamentaria.

Alonso también reprochó al ministro que el martes en el Congreso se votara en contra de la iniciativa 'popular' de llevar a cabo un debate monográfico sobre Educación. A su juicio, el Grupo Socialista tiene "miedo al debate o al acuerdo", en lugar de temer las altas tasas de abandono escolar prematuro o la "falta de entendimiento" de padres, profesores y alumnos. "Esto es tarea del Gobierno al que  usted pertenece, que tiene cada vez menos autoridad para seguir hablándonos de pactos", recriminó el diputado al ministro.

Un pacto estancado

El PP deseaba que Gabilondo aclarase en qué consiste su oferta de pacto educativo y si está dispuesto a incluir en el mismo reformas de la legislación, ya que, de lo contrario, todo quedará en un "brindis al sol".  Hay que recordar que Zapatero ofreció a la vuelta del verano dos grandes pactos al PP, uno relativo a la energía y otro sobre la educación, pero mientras que el ministro de Industria, Miguel Sebastián, ya ha iniciado conversaciones con el PP, el pacto de educativo no ha acabado de arrancar.  Es más, el PP critica que, hace unos días, cuando el Grupo Popular sometió a votación en el Pleno del Congreso sus propuestas para modificar el sistema educativo, la única respuesta fue el voto en contra.