El TSJA afirma que la enseñanza diferenciada no es discriminatoria

El TSJA afirma que la enseñanza diferenciada no es discriminatoria

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía acaba de resolver un recurso contencioso-administrativo, en que acumuló varias demandas del sector de la enseñanza concertada contra diversas normas de la Junta de Andalucía, sobre escolarización y matriculación de alumnos. Una de esas disposiciones establecía que cada centro debía informar a la correspondiente comunidad educativa de que escolarizaría tanto a alumnos como a alumnas.

ACEPRENSA.COM .- Los jueces fundamentan la nulidad de ese precepto en la violación del principio de jerarquía de normas, porque, constitucionalmente, el derecho a la educación sólo puede regularse por ley orgánica, como competencia exclusiva del Estado. De este modo, se garantiza la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos básicos. Y se evita así, que, en el caso concreto de Andalucía, pudiera sancionarse como discriminación vedada constitucionalmente (por razón del sexo), lo que para la ley estatal y para las disposiciones internacionales no es tal discriminación.

Los magistrados exponen cómo la ley orgánica reguladora del derecho a la educación admitió la existencia de centros de enseñanza separados para alumnos y alumnas, con arreglo a lo dispuesto en 1960 por la Convención relativa a la lucha contra la discriminación aprobada por la conferencia general de la UNESCO. Ese tratado internacional reconoce expresamente que la creación o mantenimiento de sistemas o establecimientos de enseñanza separados por razón de sexo no suponen discriminación, siempre que se ofrezcan facilidades equivalentes de acceso a la enseñanza, se sigan idénticos programas, y se empleen los mismos recursos técnicos y pedagógicos. En definitiva, la igualdad entre los sexos no exige escuelas mixtas.