Zapatero quiere convertir España en el país europeo que menos protege la vida

Zapatero quiere convertir España en el país europeo que menos protege la vida

El Informe Jurídico sobre Regulaciones del Aborto en la UE señala el carácter radical de su proyecto abortista, que lejos de acercar nuestra legislación a la europea, la convierte en una excepción extremista.

REDACCION HO.- Esta mañana se ha presentado en Informe Jurídico sobre Regulaciones del Aborto en la UE, un estudio comparativo de Derecho a Vivir sobre la legislación europea del aborto y el anteproyecto elaborado por el Gobierno.

Entre sus conclusiones, el Informe Jurídico sobre Regulaciones del Aborto en la UE señala que la  propuesta de Zapatero es la única que deja completamente sola a la mujer, mientras que en otros países europeos las legislaciones dejan clara la obligación del Estado a la hora de proteger sus derechos.

El estudio, elaborado, por el equipo de juristas del Comité de Expertos de Derecho a Vivir, formado por los profesores Pablo Nuevo (Derecho Constitucional, Universidad Abat Oliba-CEU, Barcelona) y Carlos Vidal (Derecho Constitucional, UNED, Madrid), y por el magistrado de la Audiencia Nacional, José Luis Requero, pone en evidencia que el proyecto del gobierno socialista establece las peores garantías de procedimiento, niega información a la mujer y deja sin protección a los no nacidos.

Por ello, si se llegara a aprobar el anteproyecto del Gobierno, nuestro país se situaría a la cabeza del radicalismo en la desprotección de la vida prenatal:

"La propuesta de regulación que contiene el Anteproyecto aprobado por el Gobierno es sustancialmente más permisiva que las regulaciones que siguen el modelo de  indicaciones. Con independencia de la extensión del plazo en las que se puede recurrir al aborto en estas legislaciones, siempre es necesario que concurra alguna causa en presencia de la cual desaparece la protección jurídica del no nacido. Por el contrario, en la propuesta del Gobierno esta desprotección es absoluta durante las primeras 14  semanas de embarazo.

Asimismo, hay que poner de relieve que el Anteproyecto promovido por el Gobierno no sólo desprotege al no nacido, sino que tampoco protege convenientemente a la mujer embarazada.

En este sentido, a diferencia de las regulaciones que hemos comentado, en el Anteproyecto del Gobierno el contenido de la información previa al consentimiento para la realización del aborto no incluye referencia alguna a las consecuencias que éste tiene para la mujer embarazada, ya sean los riesgos médicos asociados a la intervención o los problemas derivados del propio aborto (el Síndrome Post Aborto)."

La pretensión del Gobierno de equiparar la legislación española en materia de aborto a la de otros países europeos es falsa. De aprobarse el proyecto Zapatero-Aído, España constituiría la excepción. Una excepción compartida por tan solo 2 países:

"El examen de la legislación de los Estados europeos que tienen una regulación en materia de aborto pasada en el sistema de plazos permite concluir que la propuesta de regulación presente en el Anteproyecto aprobado por el Gobierno pondría a España entre los Estados con menor protección para la vida no nacida.

Alemania, Portugal, Francia y Bélgica establecen un plazo inferior a las 14 semanas que propone el Gobierno. Tan sólo Suecia y los Países Bajos establecen un plazo superior (18 y 24 semanas, respectivamente)."

En archivo adjunto puede leerse el texto completo del Informe Jurídico sobre Regulaciones del Aborto en la UE.