Organización Médica Colegial: “Objeción de conciencia por las buenas o por las malas”

Organización Médica Colegial: “Objeción de conciencia por las buenas o por las malas”

<a href="http://www.hazteoir.org/node/23099">«Gádor Joya: &quot;La inmensa mayoría de los médicos no practicamos abortos ni lo haremos&quot;»</a>
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/23089">Caamaño: &quot;No cabe objeción de conciencia médica al aborto porque sería desobediencia civil&quot;</a>  »
««BLOGS HO: <a href="http://blogs.hazteoir.org/libero/2009/08/12/caamano-desafia-al-tc/">Caamaño desafía al TC</a>, por José Carlos Muñoz»»

Los médicos arremeten contra la pulsión totalitaria de un Gobierno empeñado en imponer su proyecto abortista.

REDACCION HO.- Las reaccionarias declaraciones del Ministro de Justicia, que esta mañana anunciaba el fin del derecho a la objeción de conciencia en nuestro ordenamiento jurídico, siguen provocando reacciones contundentes de condena y rechazo.

La portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, ha advertido hoy a Caamaño que el personal sanitario "no practicamos abortos ni lo haremos". Pocos minutos después, la Organización Médica Colegial informaba al ministro que la objeción de conciencia de los médicos seguirá en vigor, guste o no guste al Gobierno:

"El derecho que tienen los médicos en España a la objeción de conciencia se va a respetar, se quiera o no se quiera, y es mejor hacerlo por las buenas que por las malas."

El presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, ha respondido de esta manera a las declaraciones realizadas por el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, en las que rechazaba la creación de un registro de médicos y sanitarios que quieran objetar a la futura Ley del Aborto y anunciaba que tal práctica debe desaparecer:

"La objeción de conciencia es un criterio universal de la profesión médica, que al igual que el criterio de no matar, no abortar, no intervenir en torturas, ni delatar a los pacientes, forman parte de la medicina desde hace más de 40 siglos. Cuestionar en este momento algo que forma parte de la libertad ideológica de los médicos en lugar de facilitar las cosas no es el buen camino."

Para la OMC, "a cualquier ciudadano normal no le debe extrañar que los médicos no quieran abortar, le extrañará probablemente lo contrario":

"Porque no es un problema ideológico, sencillamente es una cuestión de libertad. Por este motivo, vamos a defender la objeción de conciencia de los médicos.  Curiosamente en otros países igual o más desarrollados que el nuestro se ha incluido en la regulación del aborto la objeción de conciencia para sus médicos, mientras nosotros, sin éxito, hemos pedido por activa y por pasiva esta regulación para evitar enfrentamientos. Porque a nadie le debe de extrañar, insistimos, que los médicos decidan objetar".

Según el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, "hay que tener mucho cuidado y no jugar con las cosas de comer":

"Porque estamos hablando de cuestiones que forman parte de la esencia de los individuos, y la única manera de superarlas es establecer mecanismos de respeto mutuo al otro, aunque ambas partes piensen absolutamente lo contrario.

Lo que ha dicho hoy el ministro es la antesala de la necesidad de establecer una regulación de la objeción de conciencia para respetar tanto los derechos de los ciudadanos que quieran acogerse a los servicios que preste una nueva ley, como los derechos que tienen los médicos a preservar sus valores morales, suponiendo que vaya en contra de lo que siempre han creído. Ambas cosas deben ser necesariamente compatibles, el que no lo entienda así, mal asunto."