"Tienen un mes para salir del país o morirán"

"Tienen un mes para salir del país o morirán"

Es la amenaza que están recibiendo de un grupo fundamentalista hindú numerosos sacerdotes y religiosos católicos en Nepal.

REDACCIÓN HO.- Un número importante de sacerdotes católicos y religiosas de Nepal están recibiendo llamadas de teléfono en las que les amenazan para que abandonen el país sino quieren sufrir graves consecuencias. Tras el atentado perpetrado el pasado mes de mayo contra la Catedral de la Asunción en Katmandú, cuya autoría se la adjudicó el grupo fundamentalista hindú Nepal Defence Army, extremistas que se identifican como miembros de este mismo grupo les advierten, bajo pena de muerte, para "dejen el país en el plazo de un mes".

Este grupo extremista, encabezado por R.K. Mainali, además de ser sospechoso del citado atentado en Katmandú, se apunta como responsable del asesinato del Padre John Prakash. Según informa L'Osservatore Romano, en uno de los mensajes dejados por los extremistas hindúes se lee lo siguiente:

 "Queremos que un millón de cristianos residentes en Nepal dejen el país, sino plantaremos un millón de bombas en todas sus casas".

Denuncian la falta de protección policial

El Vicario Apostólico de Nepal, Mons. Anthony Francis Sharma, ha precisado que el Vicario Delegado, P. Pius Perumana, también fue objeto de estas amenazas vía telefónica. Ante estos hechos, el L'Osservatore Romano señala que la Policía ha puesto algunos agentes para que custodien el centro pastoral en Godavari, donde trabaja el sacerdote. Pero tras las denuncias a la Policía, otros medios informativos recogen que  las autoridades no les están protegiendo de ninguna manera.

El P. Perumana comenta que "los cristianos no esconden su preocupación por las amenazas e intimidaciones, pero confían en la voluntad y la capacidad de las naciones de hacer frente a los grupos fundamentalistas". "Estamos en alerta pero nuestras actividades y nuestras misiones siguen adelante. Tenemos fe en la población y en las autoridades. Somos una minoría querida y estimada; y los ataques no derrumban nuestra esperanza", añade el sacerdote.

Según informaciones de AsiaNews, las llamadas amenazantes se han recibido en numerosos centros católicos, entre ellos el Centro Pastoral Vianney de Godavari, y las escuelas Don Bosco, y San Javier.

También los protestantes han recibido algunas intimidaciones similares. Según un pastor que ha preferido mantener el anonimato, una carta con amenazas llegó a la iglesia protestante de Kathmandu, con la misma exigencia de abandonar el país en un mes.

El último Informe de Libertad Religiosa elaborado por Ayuda a la Iglesia Necesitada, correspondiente a 2008, señala que en Nepal hay 7.000 bautizados católicos de una población de casi 24 millones de habitantes. El 75,5% de la población es hinduista.