A pesar de la ministra, ya está aquí el ‘bebé Aído'

A pesar de la ministra, ya está aquí el ‘bebé Aído'

«BLOGS HO: <a href="http://blogs.hazteoir.org/tanabe/2009/07/17/en-apoyo-de-la-iniciativa-bebe-aido/">En apoyo de la iniciativa “Bebé-Aído”</a>, por José Sáez »

"Queremos que la sociedad española compruebe en sus manos si un bebé de 12 semanas es o no un ser humano", señala el grupo de profesionales http://www.bebe-aido.com/, que han lanzado el nuevo muñeco a tamaño real. 

REDACCIÓN HO.- El bebé Aído ya está aquí. El pasado 19 de mayo, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, señalaba que un feto de 13 semanas es un ser vivo, "pero no un ser humano, porque no existe ninguna base científica de ello". Palabras de toda una ministra en la Cadena SER, sorprendida por la pregunta de un oyente. Ahora, una nueva iniciativa pretende demostrarle sin embargo, como sí señala la Ciencia, que un feto de 12 semanas tiene cabeza, ojos, brazos, piernas, manos, pies y corazón.

Un grupo de profesionales se ha empeñado en evidenciar a la sociedad española que el feto de 12 semanas no sólo es un ser vivo, sino un ser humano. "Hemos producido miles de ‘bebés Aído' para que la sociedad española pueda comprobar en sus manos si el bebé de 12 semanas que se pretende desproteger es o no un ser humano", apunta una de las integrantes de la plataforma http://www.bebe-aido.com/.

Desde la ciencia hace lustros que se ha resuelto que la vida humana comienza desde el momento de la concepción. Así lo señalan todos los manuales de embriología humana: el cigoto es ya un ser humano irrepetible, único en su especie, un ser diferente a la madre y al padre.

Pero es que además, en la semana 12 de gestación, el feto tiene forma humana: cabeza, ojos, brazos, piernas, manos, pies y corazón. "Siente, ya que tiene muy desarrollado el sistema nervioso", señala la portavoz de bebe-Aido.com

Desde la web www.bebe-Aido.com se pueden adquirir estos ‘modelos' a tamaño real. La campaña carece totalmente de ánimo de lucro. El dinero que se recaude será destinado a difundir el ‘bebé Aído' en toda España y a labores asistenciales con mujeres que sufren un embarazo en dificultad. Pretenden que esta campaña permita mover las conciencias a favor del no nacido.