La “sanción” a Garzón se queda en 300 €

La “sanción” a Garzón se queda en 300 €

El Consejo General del Poder Judicial no ve falta de ningún tipo en el cobro de honorarios del juez durante su estancia en Estados Unidos, ni en su viaje de pesca al Amazonas.

REDACCION HO.- La comisión disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial ha archivado la investigación abierta a Baltasar Garzón por los cobros efectuados por el juez durante su estancia en Nueva York. Los abogados Antonio Panea y José Luis Mazón denunciaron a Garzón por considerar que el magistrado podría haber cometido una falta muy grave de "faltar a la verdad en la obtención de permisos y ayudas económicas" y solicitaron la apertura de un expediente disciplinario.

La denuncia reflejaba asimismo que Garzón pidió el permiso para acudir a Lima con ocasión del II Encuentro sobre Financiamiento del Terrorismo entre los días 8 y 14 de agosto de 2007. No obstante, "el juez aprovechó para desplazarse al Amazonas donde estuvo pescando pirañas en el río Napo", según publicó un diario al que aludían los letrados.

La decisión se ha acordado después de que el juez justificara que el permiso fue utilizado para acudir a dos eventos diferentes, y que fue durante el fin de semana que quedó en medio el que aprovechó para conocer el Amazonas.

Los denunciantes consideraban que el juez mintió al señalar al CGPJ las fechas, ya que, dicen, el encuentro tuvo lugar en Lima entre el 6 y el 9 de agosto. Destacan además la existencia de un reportaje publicado por la revista peruana Caretas en el que "consta que estuvo de vacaciones en la selva peruana": 

"Esas vacaciones selváticas lo fueron, según parece, con cargo a un permiso de otra naturaleza, no vacacional,  por lo que pudo incurrir en la falta muy grave del artículo 417.11 de la Ley Orgánica del Poder Judicial".

En otro asunto, el de la excarcelación de unos narcos, el del Consejo General del Poder Judicial ha impuesto hoy una multa de 300 euros al juez por incurrir en una falta que el órgano de gobierno de los jueces ha considerado leve.

La falta consistió en excarcelar a dos presuntos narcotraficantes turcos, uno de los cuales huyó.

El expediente contra Garzón fue incoado a raíz de la denuncia que presentó el sindicato Manos Limpias'. El informe del servicio de inspección del CGPJ advertía al juez "de una especial diligencia en el control de los plazos de los sometidos a estas medidas cautelares que, si se infringe, debe conllevar una respuesta disciplinaria".

En las alegaciones presentadas por Garzón, el juez aseguraba que la denuncia de Manos Limpias estaba basada en una información de prensa que, a juicio del investigado, carecía de "datos relevantes".

En su escrito Garzón asumía que él es el único responsable de la situación de los presos preventivos de su juzgado pero señalaba que desde la Fiscalía "en ningún momento se advirtió o se avisó del agotamiento del plazo" y que las fechas en las que se produjo este error su juzgado controlaba un total de 270 presos preventivos, todos "en plazo y debidamente controlados".