Alemania aprueba una cláusula para reducir los abortos tardíos

Alemania aprueba una cláusula para reducir los abortos tardíos

Nuestro "entorno" -vocablo que tanto usa nuestro Gobierno- sigue reaccionando contra el aborto: En Alemania las mujeres que cuenten con prescripción médica para abortar tras las trece semanas de gestación deberán pasar además por una asesoría.

REDACCIÓN HO / COPE.- El Bundesrat, la Cámara Alta o de los Länder de Alemania, ratificó hoy la nueva cláusula de la ley del aborto, por la que se obliga a acudir a una asesoría a las mujeres que interrumpan su embarazo tras la semana décimo tercera por prescripción médica. El proyecto de ley, que fue objeto de un largo proceso de discusión hasta que fue aprobado por el Parlamento a mediados de mayo, fue diseñado con la idea de reducir el riesgo para la vida de la madre y del feto.

En virtud de la nueva normativa, todas aquellas mujeres que quieran someterse a un aborto tardío han de pasar por una consulta médica tres días antes de proceder a la interrupción del embarazo, para insistir en el tiempo de reflexión.

Al tiempo, esta cláusula que modifica la ley del aborto establece que si el médico no proporciona asesoramiento a la mujer, se le podrá multar con hasta 5.000 euros. La embarazada deberá contar,asimismo, con el acuerdo del médico que la atienda, que certificará el riesgo grave que representaría seguir adelante con el embarazo.

Hasta ahora, la obligatoriedad de pasar por ese tipo de asesoría regía únicamente durante las doce primeras semanas y el objetivo era "animar" a la madre a proseguir con el embarazo y mostrarle que había una perspectiva para ella y su hijo. A partir de la décimo tercera semana era posible asimismo el aborto de forma legal, si existía la correspondiente prescripción facultativa por riesgo para la vida de la madre.

En esos casos, no había obligación de pasar por esas asesorías, porque se consideraba que bastaba la indicación médica y la decisión de la madre. La ley vigente fue aprobada, asimismo tras un largo debate, en 1995 y no contempla la posibilidad del aborto tardío legal por el mero temor a malformaciones del feto, sino únicamente si se pone en peligro la vida de la madre o no hay perspectivas de vida para el feto.

La nueva cláusula ha sido objeto de controversia por quienes consideran, curiosamente, que agrava la situación de por sí difícil de la mujer afectada psicológicamente, que descubre de forma tardía los riesgos para ella o el feto, y debe someterse a esos nuevos tres días de reflexión y trámites médicos.