Pajín dice que la reforma abortista aportará seguridad y reducirá la clandestinidad

Pajín dice que la reforma abortista aportará seguridad y reducirá la clandestinidad

¿Por qué entonces se fomenta la clandestinidad entre las adolescentes, aislándolas de los padres, o se ocultan los graves riesgos que conllevan para la mujer el aborto quirúrgico y la PDD?

REDACCIÓN HO.- La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, afirmó este miércoles que la llamada Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo que promueve el Gobierno quiere acabar "para siempre" con la clandestinidad del aborto y evitar que "ni una sola mujer joven tenga que pasar por ese trago, poniendo en riesgo su salud y su vida". palabras incomprensibles, cuando en vez de ofrecer alternativas al aborto la nueva ley se propone darle barra libre.

En su comparecencia ante los medios de comunicación, en Los Desayunos de Europa Press, la socialista criticaba la "demagogia" que está desatando la ley, "con el intento de algunos de dividir a la sociedad", cuando lo cierto es que las encuestas no hacen sino reafirmar que es el propio Gobierno el que está fracturando de nuevo a al sociedad y a su propio partido con esta reforma.

Siguiendo por la senda de las contradicciones, Pajín demandaba "rigor" en un debate "que afecta profundamente a las mujeres", volviendo con ello a la senda de la contradicción cuando Zapatero y Blanco han dado por cerrado el tema y siendo el propio Ejecutivo el que ha trampeado siempre ese debate, hasta llegar con su engaño incluso la sospecha de delito.

"Pretendemos que tengan todas las garantías de apoyo y que no corran el riesgo de pagar penalmente por su decisión", subrayó con nueva demagogia, pues es sabido por los hechos que el aborto no provoca cárcel en España.

Igualmente, Pajín explicó que con su desarrollo, el PSOE busca equiparar la legislación a la de otros países europeos -cuando lo cierto es que las legislaciones de nuestro entorno europeo siguen contemplado el aborto como delito en sus respectivos Códigos Penales- y proteger, "no sólo a las mujeres, sino también a los médicos". Curiosa forma de protegerles, el intentar controlarles mediante un registro de objetores.

Reconociendo después de que su partido haya tratado de culpabilizar a los padres de la "inquietud" que a estos les puede producir el establecimiento de los 16 años como edad legal para abortar, la secretaria de organización socialista recalcaba que, a esa edad, "las mujeres ya tienen la madurez suficiente". Porque yo lo digo.

PDD

En lo que respecta a la venta de la píldora poscoital (PDD), la socialista explicó que esta norma, "que defiende los derechos sexuales y reproductivos", pone el acento en agotar todos los pasos previos antes de llegar al aborto. "Con su actitud el PP trata de hacer inaccesible los métodos anticonceptivos de emergencia", afirmaba, negando los posibles efectos abortivos del fármaco si ha habido fecundación o los graves riesgos para la mujer por lo que supone como "bomba hormonal".

"Queremos un país donde las mujeres seamos capaces de decidir nuestro futuro y que sean otros los que lo hagan en nuestro lugar", concluía Pajín, que advertía de que el Gobierno seguirá haciendo pedagogía "con rigor y con argumentos" y trabajando para que las mujeres estén cada día mejor informadas y puedan decidir su futuro con total libertad". No hay libertad sin opciones, no hay libertad si no hay alternativas. Tampoco si se oculta la realidad del aborto y su gravedad para la mujer.