Sandra Moneo: "El anteproyecto esconde el aborto libre"

Sandra Moneo: "El anteproyecto esconde el aborto libre"

"Vulnera el derecho fundamental a la vida y el de las mujeres a tener una salud favorable, ya que no hay que olvidar el síndrome del postaborto, a pesar de que el PSOE se niegue a reconocerlo", dice la dirigente del PP.

REDACCIÓN HO.- La secretaria ejecutiva para la Igualdad de Oportunidades y Educación del Partido Popular, Sandra Moneo, reiteró ayer en Cuenca el claro rechazo de su partido a la reforma legal emprendida por el Gobierno para imponer el aborto libre a través de un sistema de plazos. Estos eran sus argumentos:

  •  "Este anteproyecto esconde el aborto libre"
  • "Lejos  de que se estén dando más derechos a las mujeres, más bien al contrario, porque vulnera el derecho fundamental a la vida -recogido en el artículo 15 de la Constitución española- y se vulnera, igualmente, el derecho de las mujeres a tener una salud favorable, ya que no hay que olvidar el síndrome del postaborto, a pesar de que el PSOE se niegue a reconocerlo".
  • "Este anteproyecto no va a reducir los casos de aborto, al contrario va a suponer un incremento en su número, porque lo que se está haciendo es convertir el aborto en un método de planificación familiar En españa". Algo que "va en contra de la posición de los organismos internacionales, que siempre se han inclinado por reducir los casos de aborto y no a favor de que sea una herramienta de planificación familiar".

A todo ello, Moneo unía el amplio rechazo social expresado contra la reforma. En este sentido, recordaba la reacción de gran parte de la sociedad española en contra de que las menores de edad puedan abortar sin comunicárselo a sus padres; oposición ésta en la que, según insistió, se encuentran destacados soicalistas. Hasta el número dos del PSOE a las elecciones europeas, Ramón Jáuregui, ha manifestado su convicción, frente al expuesto por el mismísimo Zapatero acto seguido de que José Blanco diera por cerrado el debate, de que habrá reformas al anteproyecto, recogiendo así las disensiones internas entre los socialistas.

En esta línea de críticas al anteproyecto dentro del PSOE se han manifestado aparte de Jáuregui y de Barreda, otros históricos dirigentes socialistas, como Joaquín Leguina,  además de la ex senadora Mercedes Aroz, quien ha pedido su baja en el partido por esta circunstancia; el concejal de Paradas (Sevilla) Joaquín Manuel Montero; el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, o el ex portavoz en el Congreso y número dos del partido para las Europeas, Ramón Jáuregui. A las críticas se han sumado también el secretario general del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, el ex presidente de Extremadura Juan Carlos Rodríguez Ibarra, o el diputado socialista José Antonio Pérez Tapias, quienes han criticado la reforma por dejar a los padres al margen del aborto al que puedan ser sometidas sus hijas. 

En concreto, ante la postura manifestada por Barreda, la dirigente popular exhortaba al PSOE a "ser consecuente con sus propias palabras e invite a los diputados nacionales y senadores de su partido por esta comunidad autónoma a que se posicionen en contra de este anteproyecto". Por de pronto, Moneo recordó, como ya anunciara Mariano Rajoy, que si el Gobierno persiste en esta reforma, el PP va a llevar al Tribunal Constitucional dicho texto.