Aído, contra la Ciencia: "un feto de 13 semanas no es un ser humano"

Aído, contra la Ciencia: "un feto de 13 semanas no es un ser humano"

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/18344">Más de dos millares de expertos suscriben el Manifiesto de Madrid</a>»

Y aún remata toda lógica: "Un ser vivo, claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tienen ninguna base científica".

REDACCIÓN HO, por Cristina Castro.- La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha afirmado esta mañana, durante una amplia entrevista en la Cadena SER a raíz de la aprobación del llamado anteproyecto de Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que "un feto de 13 semanas de gestación no es un ser humano" (escuchar archivo adjunto).

La titular de Igualdad fue preguntada por un oyente si un feto de trece semanas, que a él se le asemeja mucho a un bebé, a un ser vivo, lo es; ella respondió:

 "Un ser vivo, claro; lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica".

Si no es humana, ¿qué clase de vida es, según la ministra? ¿animal? ¿vegetal? ¿espectral? ¿En qué base científica se basa Aído? Ahora, lo importante, la mentira y la ignorancia tienen las patas muy cortas: Si es un ser vivo, admite entonces la ministra que con el aborto se acaba con una vida, "claro".  Y "claro", independiente a la vida de la madre, "claro", pues no estará negará también a la mujer embarazada la condición de humana, aunque puestos a escuchar tales afirmaciones, todo es posible....

A las trece semanas

A las trece semanas el bebé humano está comenzando un período en el que aumentará rápidamente de peso y crecerá. Ahora tiene de 2½ a 3 pulgadas de largo y pesa alrededor de ½ a ¾ onza. En las próximas dos semanas, su peso se duplicará. Las orejas y los ojos se están moviendo hacia los sitios permanentes. Ya han aparecido los 27 huesos de la mano. Pronto el bebé comenzará a chuparse el dedo.

Entre la semana 13 y 14 el feto tiene pelo en su cabeza y pestañas, los parpados permanecen pegados. Puede moverse con mucha facilidad. En la ecografía ya puede apreciarse el sexo del bebé y comprobar que sus órganos están perfectamente. Su piel es transparente y pueden verse sus órganos, empieza a percibir la luz y su cabeza va siendo más proporcionada con el tamaño de su cabeza.

El bebé cuenta con estructura ósea y de ahora en adelante ya no será un embrión sino un feto. Por otra parte el corion pasará a ser la placenta. El intestino medio, que se encontraba fuera del cuerpo del bebé, ingresa a la cavidad abdominal. La pared abdominal del bebé se cierra habiéndose formado ya el ombligo por donde entra el cordón umbilical.

Ya desde la semana 12 todos los órganos trabajan. El feto respira, traga, digiere y orina.
Ya puede aprender y percibe el ruido. Duerme cuando  duerme su madre.