Aborto y menores: Aído responsabiliza a quien discuta la ideología sexual del Gobierno

Aborto y menores: Aído responsabiliza a quien discuta la ideología sexual del Gobierno

El Gobierno miente al tratar de desacreditar la encuesta de SIGMA-2 presentada ayer por DAV y promueve la tolerancia cero al amenazar a los objetores en escuelas y hospitales.

REDACCIÓN HO.- Que la educación es el objetivo inmediato del Gobierno en aras de imponer una ideología que le perpetúe en el poder es evidente, lo exponemos hoy en palabras de Profesionales por la Ética. Prueba de ello son también las declaraciones de esta misma mañana en TVE de la ministra de Igualdad. Aído insiste en que el aborto es "una cuestión sanitaria más" aunque quiene sean sometidas sean menores desde los 16 años sin el permiso ni conocimiento de sus padres, y eso, lo sabe, tiene mucha relación con la formación sexual, de la que el Gobierno quiere apropiarse en detrimento del derecho de los padres, a los que encima trata ahora de culpabilizar llamándoles "irresponsables":

"El hecho de que no vayan a conocerlo los padres creo que es un presupuesto que no tiene en ningún caso por qué ajustarse a la realidad: pueden ser tan irresponsables como que no conozcan la información acerca de una intervención que pueda realizarse su hija a corazón abierto o con una operación de cualquier otro tipo... En las familias donde se habla con naturalidad, que es lo razonable, acerca de la sexualidad y de la prevención, de los métodos anticonceptivos, no tiene por qué haber problemas de estas características".

Es decir, que o nos doblegamos a la idea de vivir la sexualidad que tiene el Gobierno y se la inculcamos así a  nuestros hijos, o los padres somos unos irresponsables y en ese caso nos merecemos que nuestras hijas puedan verse sometidas a un aborto sin  que lo conozcamos siquiera. Algo que por cierto nada gusta a destacados dirigentes de su propio partido, como ejemplo más reciente lo evidenciaba ayer José María Barreda, y ello por razones "evidentes". Pero Aído, cegada por la ideología, no acierta a verlas.

Aído vuelve a mentir

Pero resulta que para Aído, para quien las declaraciones de Barreda son una muestra del pluralismo y del debate interno, todos los socialistas comparten el trabajo "por los derechos de las mujeres". ¿Como es entonces que el 24,6% de los socialistas lo rechazan, según Sigma Dos? La ministra considera que las encuestas tienen fiabilidad "en función de quien las encarga". Como bien  Se pregunta hoy Hispanidad.com, ¿ es que se está cargando el prestigio de Sigma Dos? Y es que el Ministerio cuenta con otra encuesta del Injuve en el que el resultado -según el Ministerio- no tiene nada que ver con el de Sigma Dos.

Por último, la ministra Aído insiste en que es una ley consensuada y equilibrada y que ella no se comprometió a una segunda ronda de reuniones como afirma Derecho a Vivir. Falso. Se comprometió a una segunda ronda con ‘Derecho a vivir' y con el resto de asociaciones. Lo que pasa es que el Gobierno tenía prisa para emparedar el Debate del Estado de la Nación entre PDD y aborto. Por eso no ha dado tiempo a la segunda ronda de consultas. Porque el compromiso del Gobierno era presentarlo antes del verano. Todavía queda un mes largo tirando a dos.

Ataque a la libertad

Y es que de lo que se trata es de imponer la Tolerancia cero. El Gobierno ha puesto en marcha la maquinaria para asegurarse que sus proyectos más ideológicos se llevan a cabo.  Según ha podido saber albadigital.es, que cita fuentes de Moncloa, el Gobierno ha dado orden a la Alta Inspección de Educación para vigilar el cumplimiento de la Ley Orgánica de Educación, especialmente de la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía.

A ello se suma, como añade la versión digital del semanario, que el Gobierno enviará a la Inspección Sanitaria para garantizar que el aborto se incluye en la cartera sanitaria y se oferta en régimen de equidad y gratuidad. Es decir, nueva vuelta de tuerca a los médicos objetores. Y por si fuéramos pocos, Bibiana Aído recordaba tras el Consejo de Ministros del jueves que los farmacéuticos deberán de cumplir la Ley. O dicho de otra manera: no se aceptará el derecho a la objeción de conciencia a quienes se nieguen a dispensar la PDD en sus farmacias.