"No nos iremos": clara respuesta a la matanza de cristianos en Iraq

"No nos iremos": clara respuesta a la matanza de cristianos en Iraq

"Tenemos una misión para estar aquí. Incluso si tratan de matarnos nos quedaremos", declara el arzobispo de Kirkuk.

REDACCIÓN HO / ACIPRENSA.- El Arzobispo de Kirkuk, Mons. Louis Sako, ha condenado el brutal asesinato a quemarropa de tres cristianos en esta ciudad el pasado domingo. "No nos iremos de Irak. Tenemos una misión para estar aquí. Incluso si tratan de matarnos nos quedaremos", ha manifestado.

Según informa la organización Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), el Prelado condenó el homicidio de dos mujeres católicas, Susan Latif David y su suegra, Muna Banna David, quienes fueron asesinadas después de que unos desconocidos llamaran a su puerta y las tirotearan a quemarropa en su casa en la zona de Domeez, en Kirkuk. Casi a la misma hora, a las 7:00 p.m., aproximadamente, en otro lugar de la ciudad, también fue asesinado de la misma manera Basil Shaba. Su hermano Thamir y su padre Yousif, que le acompañaban, resultaron heridos.

Tras los funerales en la Catedral de Kirkuk, Mons. Sako contó a AIN "las lágrimas y la tristeza" de los fieles que están de duelo por el asesinato de estos "inocentes y amados". Susan David, explicó el Prelado, se había casado solo un año atrás. En el funeral, dijo el Arzobispo, "la gente estaba llorando. Todos estamos muy tristes. Solo esperamos que la sangre de estos mártires un día nos traiga paz y estabilidad".

Ningún arrestado

Tras explicar que nadie ha sido arrestado todavía por estos crímenes, Mons. Sako precisó que era claro que se puede deducir que habían sido premeditados y que el motivo puede ser el de "forzar a los cristianos a irse". "No dejaremos Irak. Tenemos una misión y nos quedaremos. Tenemos que testimoniar nuestros valores cristianos. Incluso si tratan de matarnos, nos quedaremos". Añadió el arzobispo.

Por su parte el Director de AIN en el Reino Unido, Neville Kyrke-Smith, indicó que "AIN hace un llamado a velar por sus hermanos y hermanas en caridad. Los cristianos en Irak siguen sufriendo un largo Viernes Santo todos los días y todavía conocen poco de la esperanza de la Resurrección".