Triunfa el derecho a vivir en la R. Dominicana pese a las presiones proabortistas

Triunfa el derecho a vivir en la R. Dominicana pese a las presiones proabortistas

<a href="http://www.hazteoir.org/node/19770">«Nayarit se une a la marea de estados mexicanos que se blindan contra el aborto»</a>

La reforma constitucional aprobada hoy establece en su artículo 30 la inviolabilidad de la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural, sin excepciones.

REDACCIÓN HO.- Los legisladores dominicanos encargados de la modificación de la Constitución aprobaron esta madrugada -hora española- el artículo que consagra el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Con ello, se proscribe el aborto sin excepciones, incluyendo los casos en los que se alegue "riesgo para la salud de la madre", subterfugio que se ha comprobado como fraude legal para servir de coladero para todo tipo de abortos, pero con el que los grupos proabortistas intentaban presionar en contra de la reforma en defensa de la vida, bajo el conocido eufemismo de "aborto terapéutico". También abogaban por su despenalización en el caso de violación. El rechazo a esta petición fue claro, a juzgar por el voto de los asambleístas, donde el oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) tiene mayoría relativa.

El artículo 30 del texto constitucional establece así que

"El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte".

La reforma fue sancionada con el voto favorable de 167 asambleístas, y rechazado sólo por 32. La asamblea revisora de la Constitución inició hace una semana los debates para reformarla a propuesta del presidente Leonel Fernández. La modificacióndebatida en la Asamblea Nacional Revisora reafirma lo enunciado en el actual código penal sobre la protección del embrazo y se expresa en los términos solicitados por el Poder Ejecutivo, apoyado por numerosos organismos y colectivos cívicos, así como por la Iglesia Católica.  Ahora el artículo debe aprobarse en segunda lectura por los miembros de la Asamblea Revisora.