Baleares prohibe examinarse en castellano a un niño disléxico

Baleares prohibe examinarse en castellano a un niño disléxico

La profesora del niño le dijo que era una "vergüenza" que "un ibicenco hable en español a sus hijos". Pero no sólo eso, en un examen la profesora le quitó 0,35 puntos porque escribió la fecha en español. ¡Envía tu más rotundo rechazo a esta discriminación inconstitucional!

Nuevo caso de discriminación lingüística. La lengua de Cervantes ha encontrado su paradoja más retorcida en un colegio público de San Antonio de Portmany, en Ibiza, bautizado con el apellido del autor de El Quijote. El diario El Mundo informa de que un padre pidió que su niño disléxico pudiera examinarse en español pero su petición fue rechazada. El menor de 11 años dice que expresa mejor sus ideas en ese idioma ya que es el que usa en casa. Para su profesora, eso es "una vergüenza".

Su dificultad para aprender se ve agravada por la prohibición del centro de dejarle emplear a la hora de evaluarle -a excepción de las asignaturas de Catalán y Lengua Extranjera- el castellano, su lengua materna y en la que "mejor" expresa sus ideas al ser la que usa en casa, según indica el propio menor.

Ante la impotencia de verse solo y "discriminado" por la obstinación de los profesores en que no utilice el castellano, Olav pidió ayuda a su padre como último recurso. "Papá, no me vas a dejar tirado en esto, ¿no?", le suplicó. Su progenitor envió entonces una carta a la dirección del colegio solicitando que atendieran la petición de su hijo. ¡Apoya con tu firma el derecho a la educación y la libertad lingüística de Olav!

Pincha aquí para enviar tu apoyo a este niño y sus padres