Buttiglione denuncia que los cristianos son discriminados en la Eurocámara

Buttiglione denuncia que los cristianos son discriminados en la Eurocámara

La designación como comisario de Rocco Buttiglione fue vetada por el Parlamento Europeo por sus opiniones acerca del aborto y la homosexualidad. En su lugar, fue elegido Franco Frattini, que ha anunciado medidas contra los Estados miembros que no reconozcan las uniones homosexuales. En una entrevista con el la revista alemana Vers 1, Buttiglione, actualmente Ministro de Cultura de Italia, denuncia el intento de construir Europa sobre ?un relativismo moral dogmático? que ?discrimina a los cristianos?.

ANALISISDIGITAL .- ?Podemos decir con toda seguridad que los cristianos son discriminados por sus creencias en el parlamento Europeo?, afirma el ministro de Cultura italiano, Rocco Buttiglione. ?Si esto va a convertirse en una norma es algo que veremos o no con el tiempo?. Lo que sí está claro es que ?los valores cristianos? presentes en la ?concepción original y fundadora sobre Europa de personas como Alcide De Gasperi, Konrad Adenauer y Robert Schumann se ha vuelto más débil, y otras cosmovisiones intentan refundar la Unión Europea sobre el relativismo moral?.

El dogmatismo relativista, incompatible con la democracia y con una sociedad libre
Ese relativismo es con frecuencia dogmático, ?cuando prohíbe otros tipos de pensamiento fundamentados en valores sólidos?. Más aún, existe el riesgo acuciante del totalitarismo: ?El Papa Juan Pablo II estaba convencido de que el relativismo moral no es compatible con la democracia y con una sociedad libre. Cuando no se admite la verdad, queda únicamente la verdad del que tiene el poder. ¿Qué impediría a los gobernantes manipular al pueblo y qué frenaría a los poderosos imponer su voluntad si no existiera la verdad? La democracia degenera en corrupción y comienza la marcha hacia una u otra forma de autoritarismo o totalitarismo?.

Ese relativismo, en su opinión, impregnaba el proyecto de Constitución Europea, por lo que su derrota en referéndum (en Francia y Holanda) es una buena noticia.

Buttiglione recuerda que "un niño necesita tanto a un padre como a una madre"
Vers 1, publicación abierta a todas las confesiones cristianas, se interesa por la opinión de Rocco Buttiglione acerca de algunos aspectos de la moral sexual católica; aquellas opiniones, precisamente, que le impidieron convertirse en comisario europeo. Las preguntas giran en torno a cuestiones como las madres solteras o a la participación de los divorciados en la Eucaristía.

?En una época en la que el aborto se ofrece de un modo tan sencillo ?responde el ministro-, parece que cada mujer que se convierte en madre y asume el cuidado de su hijo es una heroína. No quiero decir que las madres solteras tengan por qué ser malas madres, pero un niño necesita tanto a un padre como a una madre?.
Asunto de otra índole es el de la participación en la Eucaristía de los solteros. ?El corazón de las personas sólo lo conoce Dios, y sólo Él sabe qué culpas arrastramos cada uno. Pese a que los separados no puedan recibir la comunión, la Iglesia sigue siendo para ellos una madre que los ama, que reza con ellos y por ellos. Cada uno, como es natural, puede vivir su vida como le parezca. Pero cuando alguien decide a seguir a Cristo, hay unas exigencias que se traducen en palabras y en hechos?.

"Cuando vemos la homosexualidad como un error, debemos antes ver y amar al homosexual como persona", declara Buttiglione
¿Y qué hay de la homosexualidad?, pregunta Vers 1. ?Jesucristo nos ha enseñado una religión del amor. ¿Qué hay de malo en que dos personas del mismo sexo se amen de corazón??
?Nunca puede haber nada malo en el amor?, responde Buttiglione. ?En el comportamiento sexual, en cambio, sí. El amor sexual tiene un fundamento natural, que es unir al hombre y a la mujer para dar lugar al nacimiento de niños. Sería un error tratar de imponer esta convicción a todo el mundo, pero para los cristianos es algo fundamental. Aparece bien claro en las Sagradas Escrituras y en la Tradición de la Iglesia. El instinto sexual es la mayor facultad que nos ha dado Dios para que aprendamos, por medio del amor, a ver como la más alta ley de nuestra vida el matrimonio y la procreación de niños, que no es otra cosa que comprender la dimensión de comunión de nuestra vida y la exigencia de darnos a los demás. Si ignoramos esta dimensión natural, perdemos la gran oportunidad de comprender la vida como comunión. Esto no significa, naturalmente, que debamos sentir enemistad hacia los homosexuales. Todos necesitamos la misericordia de Dios. Pero debemos decir claramente para qué se nos ha dado el don de la sexualidad, que nos sirve para orientar nuestra vida. Ninguna persona es homosexual. Hay personas que tienen o han tenido comportamientos homosexuales, pero el hombre es siempre más grande que una inclinación unilateral. Y cuando vemos la homosexualidad como un error, debemos antes ver y amar al homosexual como persona?.