La OSCE alerta al fin de la persecución que padecen los cristianos en Europa

La OSCE alerta al fin de la persecución que padecen los cristianos en Europa

La Organización por la Seguridad y la Cooperación de Europa (OSCE) se preocupa por primera vez en la historia de la estigmatización progresiva de quienes profesan la fe cristiana.

Alfa Omega. /: ACPress.net.- La libertad de expresión de los cristianos en Europa ha sido un tema muy tratado en los últimos meses. La pérdida del empleo por expresar públicamente la fe, o la retirada de apoyos institucionales a organizaciones inspiradas en valores cristianos, han sido dos de las situaciones que se han repetido últimamente alrededor de Europa.  Todo ello lleva a una preocupación por una posible estigmatización progresiva del cristianismo, que incluso ha preocupado a la OSCE (Organización por la Seguridad y la Cooperación de Europa).

El 12 de febrero, en Inglaterra, la BBC y varios periódicos informaban sobre el caso de una niña de cinco años, de Devon, reñida por hablar de Jesús en clase. Su madre podría perder su puesto de trabajo, como recepcionista a medio tiempo en la escuela, porque envió un mensaje de correo electrónico a sus amigos de la iglesia para pedir oraciones por la situación que afrontaba su hija.

En Francia, la Fundación Service Politique presentó, el pasado mes de febrero, un estudio a partir de entrevistas a 3.000 padres de familia, en buena parte cristianos practicantes, sobre su experiencia respecto a la libertad de religión en la escuela de sus hijos. Ante la pregunta: ‘¿Las escuelas públicas respetan la libertad de conciencia de sus hijos?', el 67% respondió que no. Y ante el interrogante: ‘¿Sus hijos son víctimas de críticas a causa de su religión en las escuelas públicas?', el 20% dijo que sí.

En Holanda, el Gobierno retiró, a inicios de año, la subvención de 50.000 euros que ofrecía a la fundación cristiana de ayuda Onze Weg, por el hecho de que la institución considera que la orientación homosexual es algo que puede ser modificado.

En Bruselas (Bélgica), en la noche entre el 11 y el 12 de diciembre pasados, fue quemada la parroquia greco-melquita de San Juan Crisóstomo. La destrucción no fue total porque el párroco, que vivía en el edificio adjunto, logró contener el fuego, aunque los daños fueron considerables. Los medios, sin embargo, pasaron por alto la noticia.

En Alemania, el año pasado, la Universidad Ludwig-Maximilians (LMU), de Munich, retiró el reconocimiento académico a un seminario en ‘Gestión ética basada en fundamentos cristianos', pues sus contenidos violaban la corrección política y no hacían suficiente referencia al curso básico de ética en administración de empresas secular.

La OSCE alerta del riesgo

El pasado 4 de marzo, por primera vez en la historia, la oficina de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (ODIHR), organizó una mesa redonda en Viena dedicada especialmente a los riesgos que hoy experimenta el derecho a la libertad religiosa de los cristianos.

Algunos de los casos expuestos anteriormente fueron presentados en el debate, en el que destacó la intervención de Mario Mauro, Vicepresidente del Parlamento Europeo que, además, desde el 15 de enero pasado, es representante personal de la presidencia de la OSCE contra el racismo, la xenofobia y la discriminación.  El eurodiputado explicó que "los ejemplos (...) demuestran que las discriminaciones contra los cristianos no sólo se verifican en los países en los que los cristianos son una minoría, sino también en aquellos países en los que representan una mayoría, sin contar las persecuciones que golpean a estas comunidades fuera del área de la OSCE ".

El vicepresidente de la UE habla de "discriminación"

Mauro denunció que existen discriminaciones "intencionales, cuando la discriminación es motivada por una hostilidad manifiesta contra los cristianos; e involuntarias, algo que sucede cuando algunas reglas de Gobiernos aparentemente neutras producen una desigualdad en el trato a los cristianos".

A juicio del Vicepresidente del Parlamento Europeo, estos casos muestran que la libertad religiosa está en peligro en Europa. "Considero que la libertad de religión es el termómetro que sirve para tomar la fiebre a todas las demás formas de libertad existentes y, por tanto, al nivel democrático en un país".

Por eso, siguió, "recomiendo reforzar las actividades de seguimiento de estas formas de discriminación y favorecer, en virtud de los resultados obtenidos, una auténtica campaña en los medios de información orientada a promover la comprensión y el respeto de los cristianos, superando prejuicios infundados y manipulaciones facciosas".

Distorsión de la identidad de los cristianos

El embajador Janez Lenarcic, Director de la Oficina de la OSCE para las Instituciones Democráticas y los Derechos Humanos (ODIHR), explicó que "se ha puesto claramente de manifiesto, en este encuentro, que la intolerancia y la discriminación contra los cristianos se manifiestan de varias formas en el área de la OSCE ".

Según explica un comunicado emitido por la misma OSCE, en este encuentro se han expuesto "casos en que se producen imágenes inadecuadas de la identidad y de los valores cristianos por parte de los medios de comunicación y de la política, que llevan a malentendidos y prejuicios".

En virtud de un malentendido principio de libertad de expresión, películas de cine, programas de televisión, artículos de prensa, publican o emiten afirmaciones falsas, en ocasiones calumniosas, contra las iglesias y comunidades cristianas, o sus fieles, según se constató. ‘Si algo así ocurriera con las creencias, prácticas, o el culto de otras religiones, ¿qué sucedería?', fue una de las preguntas planteadas en la mesa redonda de Viena. Se habló también acerca de la necesidad de potenciar el diálogo interreligioso, dado que muchos de los desafíos que afrontan los cristianos son compartidos por los miembros de otras comunidades religiosas de la región OSCE.

Además, según el comunicado final, "los participantes en el encuentro pidieron una recogida más precisa de datos sobre crímenes contra los cristianos, la adopción de leyes religiosas en línea con los compromisos internacionales, y la asistencia a los Estados y a la sociedad civil para aumentar la conciencia en estas cuestiones".

¿Pero por qué la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) se preocupa ahora de los derechos violados de los cristianos? La respuesta se comunicó en la misma mesa redonda, al recordar que las manifestaciones de odio e intolerancia no sólo afectan a la seguridad de las personas, sino incluso a la seguridad y la estabilidad de los países. Por este motivo, la Organización ha decidido, en los últimos años, intensificar los esfuerzos para contrarrestar estos fenómenos de discriminación cada vez con mayor eficacia.

  • Para saber más sobre la Oficina para las Instituciones Democráticas y los Derechos humanos de la OSCE , puede consultar su página web.