El Congreso estudiará la reforma civil para inscribir los bebés fallecidos en sus primeras 24h

El Congreso estudiará la reforma civil para inscribir los bebés fallecidos en sus primeras 24h

<a href="http://www.hazteoir.org/El%20PP%20propone%20que%20la%20ley%20admita%20inscribir%20en%20el%20Registro%20a%20ni%C3%B1os%20que%20no%20vivan%2024%20horas">«El PP propone que la ley admita inscribir en el Registro a niños que no vivan 24 horas»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/17111">«Una pareja inicia una campaña para que los niños muertos al poco de nacer sean inscritos en el Registro »</a>

El Senado aprobó ayer su remisión al Congreso, con el voto a favor del PP -autor de la propuesta-, CiU, PNV y UPN y la oposición del PSOE.

REDACCIÓN HO, EUROPA PRESS.- El Pleno del Senado aprobó ayer miércoles remitir al Congreso una proposición de ley de reforma del Registro Civil para que puedan ser inscritos en el mismo los hijos fallecidos en sus primeras 24 horas, con el objetivo de que se les otorgue un nombre y reflejen una filiación. La propuesta, cuyo autor es ya la Cámara Alta, contó con el voto a favor del PP, CiU, PNV y UPN, y con la oposición del PSOE.

Durante el debate el senador del PP por Castellón, Manuel Altava, señaló que esta iniciativa cubre así una "laguna legal" que, a su juicio, "provoca situaciones dramáticas para algunas familias". Asimismo, justificó la "oportunidad" de esta medida que "actualiza y humaniza" el Código Civil, ya que las familias pueden dejar constancia en un registro público de que esa persona existió.

Además, el senador 'popular' recalcó que la legislación española quedaría "armonizada" con lo dispuesto en la Convención de los Derechos del Niño de 1989, de la Asamblea General de Naciones Unidas, ratificada por España en 1990, que en su artículo 7 recoge textualmente que el niño será inscrito inmediatamente después de su nacimiento y tendrá derecho desde que nace a un nombre

Según la vigente Ley de 8 de junio de 1957, sobre el Registro Civil, sólo son inscribibles en el Registro aquellos casos en los que el feto hubiere nacido con figura humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno materno.  Cuando no se dan estas condiciones, ya sea por defunción prenatal, perinatal o antes de las veinticuatro horas de vida, no existe la posibilidad de inscripción en este registro, remitiéndose el archivo de la declaración y parte de alumbramiento de criaturas abortivas, a los efectos de expedir la licencia de inhumación.

De este modo, los padres no pueden proceder a su inscripción en el Registro Civil como tal e incluso se les impide atribuir un nombre a esa persona que ha nacido y ha fallecido o que ha nacido ya muerta, teniendo que referirse al ellas con sobrenombres impuestos de hembra, varón o difunto.

PSOE: "el debate debe alejarse del plano emocional"

Por su parte, el portavoz socialista Arcadio Díaz Tejera, abogó por un debate "jurídico y racional, alejado del plano emocional" y aseguró que esta propuesta, que incluye el derecho al nombre y a la filiación, transformaría "radicalmente" las bases del Código Civil y la Ley de Registro Civil. Asimismo, señaló que se trata de una "trampa" del PP, por adelantarse al debate del Congreso de la subcomisión de estudio de la futura Ley del aborto.

Díaz Tejera cree que este debate "no es comparable" al que tuvo lugar en el Congreso de los Diputados en el año 2007, cuando se aprobó por unanimidad una propuesta enmendada por el PSOE que reformaba el artículo 40 de la Ley de Registro Civil, para que este recurso sea accesible y 'on-line' y contemple la posibilidad de registrar al niño inmediatamente después de haber nacido, sin tener que esperar 24 horas.

Según el senador del PSOE, el Registro Civil español tiene carácter constitutivo, otorga la condición de persona y la capacidad jurídica a quien se ha registrado. "Quien no nace, no tiene ese estado civil, no es titular de derechos deberes y no tiene, por tanto, efectos jurídicos", aseveró.