ERC-IU-ICV pedirá la despenalización total del aborto

ERC-IU-ICV pedirá la despenalización total del aborto

El grupo anunció que emitirá un voto particular en el que se desmarca del PSOE pidiendo una Ley de Plazos de 20 a 24 semanas, que deberá estar enmarcada "en una normativa más amplia que reconozca el derecho a la salud sexual".

REDACCIÓN HO / EUROPA PRESS.- El Grupo Parlamentario ERC-IU-ICV se desmarcó hoy del informe del PSOE en la Subcomisión del Congreso que analiza la reforma de la Ley del Aborto y anunció que emitirá un voto particular en el que se solicite una Ley de Plazos de 20 a 24 semanas, que deberá estar enmarcada "en una normativa más amplia que reconozca el derecho a la salud sexual".

También propone la despenalización "total" del aborto, que se contemple como motivo para atender la solicitud del aborto su propia decisión, una prestación normalizada dentro de la red sanitaria pública, mantener indicaciones en las semanas siguientes en los casos de alteración fetal grave siempre con "dictámenes preceptivos y suficientes, y ajenos a quién realiza la interrupción".

Asimismo, pide que si el embarazo supone un riesgo para la madre se pueda interrumpir la gestación cuando existe un pronóstico al respecto y la mujer autorice el aborto. Además, demanda suprimir la restricción de los derechos de los menores (de 16 a 18 años) en el caso del aborto.

Entre otras medidas, solicita la regulación de la objeción de conciencia mediante un documento firmado por cada objetor, que se agilicen los protocolos que tiene que realizar la mujer para solicitar atención en la red sanitaria e incluir el aborto en los estudios de la carrera de medicina.

Además, reclama políticas públicas en materia de prevención, la incorporación de la educación afectivo-sexual integral en el currículo escolar, informar sobre los métodos anticonceptivos fiable y facilitar de forma gratuita la píldora abortiva postcoital.

Según manifestó el diputado de IU, Gaspar Llamazares, la nueva Ley de Plazos "debe abordar el cien por cien de los problemas". En este sentido, y tras reconocer "aproximaciones" con el Grupo Socialista, anunció que su grupo "mantendrá su voto particular". En todo caso, vaticinó que será "un proceso largo", y mostró la intención de su grupo "de influir" para lograr "una ley ambiciosa y no restrictiva" y no descartó presentar su voto particular "como enmiendas" en el futuro proyecto de ley.

Por su parte, el diputado de ERC, Joan Tardá, agregó que "no quieren fuegos de artificio", sino "una ley progresista para que se reconozca el derecho de la mujer a la interrupción voluntaria del embarazo". Asimismo, acusó al PSOE de "usar y tirar a la izquierda para poner los engranajes" y lamentó que "luego le entre el miedo". Así, afirmó que "agradecería que no hubiese contradicciones entre el Gobierno y el Grupo Socialista" en esta materia y añadió que la nueva ley "levantará pasiones y alguna distorsión. Por ello, mostró "cierta inquietud" ante la posición del Gobierno y el PSOE.