El PP propone que la ley admita inscribir en el Registro a niños que no vivan 24 horas

El PP propone que la ley admita inscribir en el Registro a niños que no vivan 24 horas

La normativa vigente solo permite la inscripción de los bebés transcurridas 24 horas de su nacimiento, pero la Convención de los Derechos del Niño exige que se realice "inmediatamente después de su nacimiento".

REDACCIÓN HO y EUROPA PRESS.- El Grupo Popular ha registrado una proposición de Ley en el Senado para que se puedan inscribir en el Registro Civil los niños fallecidos antes de las 24 horas de vida con el objetivo de que "se les pueda otorgar un nombre y reflejar una filiación".

La propuesta, que será votada la próxima semana en el Pleno de la Cámara, recuerda que, según el artículo 40 de la vigente Ley de 1957 sobre el Registro Civil, sólo "son inscribibles los nacimientos en que concurran las condiciones establecidas en el artículo 30 del Código Civil", según el cual, "para los efectos civiles, sólo se reputará nacido el feto que tuviere figura humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno materno".

La iniciativa del senador 'popular' Manuel Altava señala que "cuando no se dan estas condiciones, ya sea por defunción prenatal, perinatal o antes de las veinticuatro horas de vida", este nacimiento se remite "al legajo de abortos, a los efectos de expedir la licencia de inhumación".

De este modo, añade Altava, "los padres no pueden proceder a la inscripción" de su hijo en el Registro Civil, teniendo que referirse a éste "con sobrenombres impuestos de hembra, varón o difunto". "La propuesta del PP sólo pretende humanizar nuestro ordenamiento jurídico, sin que por ello se pretenda conceder efectos jurídicos a hechos que no los producen", aclara.

En caso de aprobarse la iniciativa, "además de evitar situaciones dramáticas para algunas familias", la legislación española quedaría armonizada con lo dispuesto en la Convención de los Derechos del Niño de 1989, ratificada por España en 1990, cuyo artículo 7.1 establece que "el niño será inscrito inmediatamente después de su nacimiento y tendrá derecho desde que nace a un nombre, a adquirir una nacionalidad y, en la medida de lo posible, a conocer a sus padres y a ser cuidado por ellos".