Los octillizos californianos progresan bien, tras rechazar su madre el aborto selectivo

Los octillizos californianos progresan bien, tras rechazar su madre el aborto selectivo

La mujer se negó a eliminar a ninguno de ellos, como le sugirieron algunos médicos. Nacieron prematuros de nueve semanas, tras ingresar la madre con un embrazado de doce semanas. En España se quiere establecer el aborto libre hasta las catorce.

REDACCIÓN HO / LOS ÁNGELES TIMES.- La madre que dio a luz a octillizos el lunes en la localidad de Bellflower (California), cuya identidad no ha sido revelada ni tampoco su situación familiar, tiene otros seis hijos, de siete, seis, cinco y tres años, así como dos mellizos de dos años.

La mujer, que se había sometido el año pasado a un tratamiento de fertilización, nunca se imaginaba que iba a tener ocho hijos más, según relató al diario la madre de ella, Angela Suleman, quien admitió que criar a 14 niños "será difícil", pero la opción que le dieron los médicos de hacer un aborto selectivo nunca se la plantearon, informa Los Ángeles Times. De acuerdo con Suleman, el padre de la mujer volverá a Irak para ayudar económicamente a la familia.

Los avances médicos y la fuerza de la vida cuestionan los supuestos del  aborto

Harold Henry, uno de los médicos que la asistió en el parto, explicó en una rueda de prensa que el equipo del hospital informó a la madre de los riesgos que conllevaba ese embarazo yle planteó la posibilidad de abortar a algunos de los fetos.Según Suleman, su  hija lo rechazó: "ella se negó a matarles".  

La mujer, que llegó al hospital Kaiser Permamente Medical Center en su duodécima semana de embarazo -en España el Gobierno y los partidos de izquierda propugnan el aborto libre hasta las catorce semanas- tuvo sus hijos el lunes, de forma prematura: seis niños y dos niñas que nacieron mediante cesárea. El hospital preparó el parto durante meses y los bebés nacieron finalmente  nueve semanas antes de lo previsto. Los médicos se esperaban siete niños y descubrieron al octavo cuando sacaron a los bebés mediante cesárea.

En la rueda de prensa, la médico Karen Maples leyó un comunicado de la madre en el que califica el nacimiento de los ocho niños de "experiencia milagrosa" y promete revelar cierta información a los medios de comunicación en el debido tiempo. El parto fue asistido por un equipo de dieciocho médicos.

Todos los bebés están estables. "Los bebés crecen y se hacen más fuertes cada día y están progresando bien. Mi familia y yo estamos contentísimos. Es innecesario decir que el octavo ha sido una sorpresa para todos, pero una bendición no obstante", ha manifestado la mujer en el comunicado. Cinco de los bebes estaban alimentándose y seis de ellos respiraban por su cuenta, señaló la portavoz del hospital Nancy Tovar-Huxen al conocerse la noticia del paro múltiple, aunque agregó que los médicos todavía no han determinado cuándo podrían irse a casa.

El caso de la madre de los octillizos, sólo el segundo en Estados Unidos, ha llamado la atención de la prensa de todo el mundo, pero también ha despertado el debate sobre la ética de los médicos y de los especialistas en tratamientos de fertilidad. "Cuando vemos algo como esto en el mundo de la fertilidad, nos da escalofríos", comentó al diario Los Angeles Times Michael Tucker, un embriólogo clínico de Atlanta y líder en la investigación de tratamientos para la fertilidad.

Los últimos octillizos que se conoce que han sobrevivido el parto en Estados Unidos, seis niñas y dos niños, nacieron en 1998 en Houston. Una de las niñas falleció una semana más tarde.