El Gobierno rechazó el diálogo con los críticos a EpC hasta en cuatro ocasiones

El Gobierno rechazó el diálogo con los críticos a EpC hasta en cuatro ocasiones

Las negativas de Zapatero, M.ª Jesús Sansegundo y Mercedes Cabrera -ésta por dos veces- a escucharlos convirtió la objeción en la única salida posible para ellos.

REDACCIÓN HO.- La polémica en torno a las asignaturas de Educación para la Ciudadanía (Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, Educación Ético-Cívica y Filosofía y Ciudadanía son los nombres que la materia adopta en los diferentes cursos de Primaria, la ESO y el Bachillerato en los que es obligatoria) dura ya tres años. Concretamente desde 2006, año en el que, tras la aprobación de la LOE, se empezaron a diseñar los contenidos de este conjunto de materias obligatorias. Un equipo interdisciplinar de Profesionales por la Ética estudió, entre 2006 y 2007, los borradores de reales decretos (la normativa estatal que desarrolla el conjunto de asignaturas de Educación para la Ciudadanía).

"La conclusión a la que llegamos", explica Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, "es que, más allá de sus contenidos concretos, el planteamiento global de Educación para la Ciudadanía era formar la conciencia moral de los alumnos desde el Estado".

Según Fernández de Alarcón, en tres ocasiones han querido sentarse con las diferentes ministras de Educación para exponerles el punto de vista de Profesionales por la Ética.

En 2006, poco antes de su relevo en la cartera de Educación, Profesionales por la Ética solicitó una entrevista con M.ª Jesús Sansegundo, para exponerle su preocupación sobre el diseño curricular de Educación para la Ciudadanía. La ministra no se dignó a recibir a los representantes de esa asociación; en su lugar lo hizo uno de sus asesores, Jesús Parra, a quien se le trasladó el punto de vista de Profesionales por la Ética.

En Enero de 2007, tras reiteradas peticiones de entrevista a la nueva titular de Educación, Mercedes Cabrera, dos representantes de Profesionales por la Ética fueron recibidos por el secretario general de Educación, Alejandro Tiana. Así describe aquel encuentro el secretario general de Profesionales por la Ética:

"No cabía mucha conversación, porque Tiana nos recibió cuando los reales decretos que desarrollaban Educación para la Ciudadanía para Primaria y ESO ya estaban en el BOE. Por ese motivo, le hicimos tres peticiones alternativas (retirada de la asignatura, objeción específica para la misma mediante real decreto o carácter voluntario y no evaluable de Educación para la Ciudadanía). La negativa del Ministerio a las tres propuestas nos obligó a estudiar y a promover la objeción de conciencia a estas materias, algo que comunicamos al propio Tiana".

En Junio de 2008, cuando ya se habían presentado casi 45 mil objeciones a Educación para la Ciudadanía y los tribunales habían emitido 50 fallos judiciales favorables a los objetores, Profesionales por la Ética volvió a solicitar entrevista con Mercedes Cabrera o, en su defecto, con la Secretaria de Educación y Ciencia, Eva Almunia. El objetivo era exponerle directamente los motivos de los objetores para rechazar EpC. "La solicitud de entrevista hubo de reiterarse por escrito y verbalmente en julio, sin ningún éxito", explica Fernández de Alarcón.

Profesionales por la Ética recuerda así mismo que Cabrera y Sansegundo no han sido las únicas miembros del Ejecutivo que se ha negado a recibir a representantes de padres objetores a EpC. En julio de 2007, la Plataforma de Madres Objetoras, solicitó entrevista al Presidente de Gobierno para explicarle por qué se oponen a la asignatura. Rodríguez Zapatero se negó a entrevistarse con ellas, a pesar de que manifestó públicamente su "respeto y aprecio" a ese grupo de mujeres. La Plataforma de Madres Objetoras volvió a solicitar entrevista con el Presidente del Gobierno en la primavera de 2008 pero Zapatero tampoco las recibió.