El PP regala mordazas por Navidad

El PP regala mordazas por Navidad

<a href="http://viroga.wordpress.com/2009/01/01/injurias-a-un-politico-del-pp-i-la-notificacion-del-proceso/">"«La Mano hervida»"</a>«, por Víctor Gago»
«BLOGS HO: <a href="http://blogs.hazteoir.org/vllopis/2009/01/03/yo-tambien-soy-victor-gago/">Yo también soy Víctor Gago</a>, por Victoria Llopis»
«BLOGS HO: »<a href="http://www.outono.net/elentir/?p=3931">«El PP lleva a juicio a otro liberal»</a>«, por Elentir»
«BLOGS HO: »<a href="http://www.hazteoir.org/rosasblancas/?p=280">«Me inculpo de injurias y calumnias»</a>«, por Alejandro Campoy»

La directora de Información del PP, Carmen Martínez Castro, se siente ofendida por unos comentarios de Víctor Gago en Radio Intereconomía, que califica de "injurias" ante los tribunales. Una respuesta desproporcionada que, amén de otros casos, hace temer que en el PP se estén subiendo al carro frente a la libertad de expresión.

REDACCIÓN HO- Lo cuenta el propio Víctor Gago en su sitio La Mano hervida:  en plena Nochebuena, a las 8 de la tarde, recibió el telegrama judicial con una citación judicial para responder a la querella por injurias. Al parecer, la directora de Información del PP, Carmen Martínez Castro, se siente ofendida por unos comentarios del ejemplar periodista en el programa de Radio Intereconomía Los últimos de Filipinas, realizadas el pasado 12 de octubre, hasta el punto de calificarlas de delito y solicitarle condena y una indemnización.  

Los hechos: Gago y su respuesta ejemplar

¿Qué le ha molestado tanto a Martínez Castro, hasta llegar a tamañaza decisión? Remitiéndonos a los hechos, en el citado programa, del que Víctor Gago fue contertulio durante cinco semanas, le atribuyó estar detrás de las filtraciones insidiosas contra dirigentes del PP críticos con Mariano Rajoy. En concreto, le atribuyó la filtración sobre el uso de un avión privado por José María Aznar para asistir al Congreso nacional del PP celebrado en Valencia en el pasado mes de julio, y también la filtración sobre los rumores acerca de la paternidad del hijo que esperaba la ministra francesa de Justicia.

Recuerda Gago en su citada web que, la semana en que se emitió el programa, el señor Rajoy había sido sorprendido haciendo un comentario despectivo sobre las Fuerzas Armadas. Incómodo y nervioso por la insistencia de los periodistas en preguntarle por ese desliz, el presidente del PP dio por concluida días después una conferencia de prensa invocando a su asesora de Prensa, buscándola entre el cerco periodístico, implorándole, "Carmen, por favor", una expresión que también trascendió y se convirtió en noticia.

También relata Gago que tanto por su documentación periodística, como por la credibilidad que le merecen sus propias fuentes "que tienen un conocimiento privilegiado del entorno del ex presidente Aznar", conoció "detalles que me parecieron y siguen pareciéndome veraces, que sólo pueden haberse atesorado por alguien que conoce los hechos".

En este sentido afirma que realizó sus afirmaciones, y añade que "en este preciso contexto de hechos y revelaciones, atribuí conductas que conocía pero que no demostré e hice críticas que creí juiciosas pero no apoyé en hechos. Fue una imprudencia, una salida negligente y estúpida, un error pueril y liante, una entrada torpe y frívola en un jardín innecesario, justo cuando he dejado de ejercer profesionalmente el periodismo. Me retractaré, es lo que toca. Pedir perdón y apechugar con las consecuencias de un error. Responsabilidad y libertad van en el lote. Me habría retractado igual, sin avisos, ni telegramas, ni guantes, si la asesora del señor Rajoy me lo hubiese pedido. Ha preferido la desproporción del proceso penal y la publicidad de una indemnización que postula como filantrópica".

Una respuesta desproporcionada y contradictoria

Con todo, y dando por añadidura la buena fe y predisposición del periodista, la respuesta del PP es sin lugar a dudas desproporcionada, amén de contradictoria, cuando uno echa mano de la hemeroteca cercana, y observa sonados casos en los que el PP ha sido más que benévolo ante lo que todas luces sí podría haber considerado constitutivo de un delito de injurias. Casos que nos recuerda Elentir en su blog Contando Estrelas, a saber: "La progre Maruja Torres llama "hijos de puta" a los votantes del PP, y el PP no pone denuncia. El Alcalde socialista de Getafe llama "tontos de los cojones" a los votantes del PP, y el PP no pone denuncia. La presidenta socialista del Parlamento Gallego llama "pandilla de gilipollas" a los diputados del PP, y el PP no pone denuncia. Un periodista liberal critica al PP -sin insultar- desde un medio de derechas, Radio Intereconomía, y el PP le planta en plena Nochebuena una denuncia en la que le acusa de cometer un delito de injurias y le pide una indemnización".

¿Será que el PP se une al carro de quienes criminalizan a quienes les critican? Y ello cuando a quien denuncian no se presenta como un gran caballo de batalla, amparado por el respaldo de las grandes audiencias o de poderosos medios, sino como "un modesto periodista liberal en el paro". En HO conocemos bien a Víctor Gago: su olfato, su estilo, su amor por la verdad y por  la ética son virtudes periodísticas más que destacadas en él, a lo que se suman muchas otras propiamente humanas que convierten en lección y llenan de orgullo cada espacio de redacción o de tertulia compartida con él. Algo tiene que cambiar en este PP, cuyo giro ha sido evidente tras las pasadas generales. Las encuestas que hoy publican varios medios nacionales son un aviso, los siguientes pueden ir llegando con las próximas elecciones gallegas y vascas, ya anunciadas.

Para más información: