Pide la dimisión de la Delegada del Gobierno en Madrid

Pide la dimisión de la Delegada del Gobierno en Madrid

La policía antidisturbios ha vuelto a protagonizar, bajo el mando de la Delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, un nuevo atentado a la libertad de expresión y manifestación, con una respuesta desproporcionada en un Estado que se dice de Derecho ante lo que es un derecho constitucional (ver fotos). ¡Exige la dimisión de Soledad Mestre como Delegada del Gobierno! 

En 2007 se practicaron en España, según el Ministerio de Sanidad, 112.138 abortos, esto es, uno cada cinco minutos. La mayoría de las mujeres, entre 19 y 25 años, se acogieron amañadamente en un 90% al supuesto de riegos para la salud psíquica de la madre, un auténtico coladero que permite toda clase de fraude de ley y, de hecho, el aborto libre en España. Para denunciar este hecho y manifestar su firme oposición a la ley de plazos que sobre el aborto prepara el Gobierno, que apunta a permitir el aborto libre, numerosos colectivos en defensa de la vida humana se concentraron ayer ante centros abortistas de toda España.

Una de las concentraciones más numerosas fue la que se celebró ante la el centro abortista madrileño Dator, uno de los principales de España por número de abortos y de los más denunciados ante los tribunales.

Impunidad ante el aborto ilegal, persecución para quienes lo denuncian

Mientras las administraciones miran para otro lado ante las numerosas denuncias que se realizan sobre el fraude de ley que se comete en los centros abortistas, ayer fueron detenidas en la citada concentración ante la Dator dos personas, y ello simplemente por protestar pacíficamente ante un negocio abortista en Madrid y reclamar ayudas a las madres en dificultades, denunciando la hipocresía del aborto, se detiene a dos personas. Según el atestado policial, "se saltaron el cordón de seguridad" cuando "no tenían permiso para concentrarse". Lo cierto es que es más que dudoso que, aunque fuera una protesta pacífica, difícilmente se les hubiera concedido.

Una joven es abofeteada por un policíaLa protesta consistía en un cementerio simulado, con cruces blancas sobre fondo negro, y personas vestidas de blanco tiradas en el suelo representando a los niños abortados, a pocos metros de la clínica. En un momento dado los participantes se levantaron y acudieron a sentarse frente a la puerta del establecimiento.  En un momento dado los agentes empezaron a empujarles y a golpear a los que estaban delante.

Así, algunos manifestantes fueron esposados y detenidos con inusitada brutalidad para ser conducidos a Comisaría. Además, una joven recibió una tremenda bofetada de los agentes de seguridad (ver foto), resultando con un labio partido,  y otros fueron vejados en sus derechos, hasta el punto de que algunos policías trataron de impedir que los medios presentes en el acto grabasen su actuación y trataron de quitarles sus cámaras.  ¡Exige la dimisión de Soledad Mestre como Delegada del Gobierno!