Soria coincide con la patronal ACAI en combinar plazos y supuestos

Soria coincide con la patronal ACAI en combinar plazos y supuestos

«BLOGS HO: <span class="feedlink"><a href="http://feedproxy.google.com/~r/LaBuenaVida/~3/LWd0p0P58lQ/"><span style="color: #003871">Luis Herrero pide consenso para la ley del aborto</span></a>, por Gádor Joya</span>»

El ministro de Sanidad, comprensivo con el caso Morín, dice que lo ve como una actuación "aislada".

ALBA, Por Luis Losada Pescador.- El ministro de Sanidad, Bernat Soria, era entrevistado por Radio Alcoy. Entonces afirmaba que el debate sobre el aborto era un "debate ficticio". En su opinión, el debate está "resuelto" en España. "No podemos volver a los tiempos de la Inquisición; no puede ser que un 5 ó 6 por ciento de personas quieran ser inquisidoras del resto". Posteriormente señalaba que el aborto no estaba en la agenda de un gobierno a punto de entrar en elecciones, recuerda el presidente del Instituto Efrat, David del Fresno.

En relación al ‘caso Morín', Soria siempre se ha mostrado comprensivo. Señala que su actuación es "aislada" y "excepcional", pero hace caso omiso a la propuesta del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona para unificar la legislación europea y evitar el "turismo abortivo" que se realiza en los centros de Barcelona, principalmente.

Soria ha recibido los aplausos y parabienes de la industria del aborto. "Por primera vez un político nos da las gracias por nuestra labor", señaló Sergio Muñoz, del centro de abortos El Bosque de  Madrid, tras la reunión mantenida con Soria en diciembre del 2007. No es extraño tanto aplauso. Y es que la postura de Soria en relación al debate del aborto es clara: "La solución más adecuada al aborto es combinar ley de plazos y supuestos".

Las perlas del ministro:

  • "Hay gente que piensa que las decisiones sobre el cuerpo de uno pertenecen a una iglesia, un partido político, pero no, sobre mi cuerpo decido yo. Y esto lo defiende mucha gente, no sólo los socialistas".
  • "Las opiniones de la Iglesia tienen gran influencia entre determinados sectores de la sociedad, entre los que figuran médicos, científicos y políticos. Pero esa parte de la sociedad parece haber olvidado que este país es un país moderno y de progreso".
  • "Sobre mi cuerpo decido yo, no la Iglesia ni ningún partido".