Un juez obliga a un colegio público a retirar los crucifijos

Un juez obliga a un colegio público a retirar los crucifijos

«BLOGS HO: <span class="feedlink"><a href="http://www.arsuaga.net/?p=889"><span style="color: #003871">Quitan un crucifijo, pisotean la libertad</span></a>, por Ignacio Arsuaga</span> »

HazteOir.org considera que se trata de "otra táctica más para aislar a los cristianos". CONCAPA tilda de "desafortunada" la sentencia y la Junta de Castilla y León dice que la acata.

REDACCIÓN HO y ABC.- Después de tres años de reclamaciones e iniciativas judiciales, la Asociación Cultural Escuela Laica de Valladolid ha logrado que un juez dicte una sentencia para la retirada de los símbolos religiosos del colegio público Macías Picavea de la capital castellana y leonesa. Así lo dieron a conocer ayer el presidente de esta entidad, Carlos Parrado, y el padre demandante, Fernando Pastor, cuya hija cursa sus estudios en el citado centro escolar. Ambos destacaron que ésta es la primera sentencia judicial en España en este sentido.

La resolución del juez Alejandro Valentín, titular del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Valladolid, indica que el colegio Macías Picavea tiene la obligación "de retirar los símbolos religiosos de las aulas y espacios comunes". Según el fallo de 14 de noviembre, "el crucifijo tiene una connotación religiosa, aunque también otras; es decir, no ha perdido sus connotaciones religiosas, aunque pueda tener otras". Por todo ello, el fallo incide en que "la presencia de estos símbolos en las zonas comunes del centro educativo público, en el que reciben educación menores de edad en plena fase de formación de su voluntad e intelecto, puede provocar en estos el sentimiento de que el Estado está más cercano a la confesión con la que guardan relación los símbolos presentes en el centro público que a otras confesiones" no presentes en el colegio.

El juez concluye que "la decisión del Consejo Escolar (del Macías Picavea) vulnera los derechos fundamentales reconocidos en los artículos 14 y 16 , apartados 1 y 3, de la Constitución Española", que garantizan derechos fundamentales como "la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y comunidades".De hecho, la sentencia recuerda que el Estado no puede concurrir en calidad de sujeto de actos o actitudes de signo religioso, aludiendo a "la laicidad y neutralidad del Estado".

La Junta acata el fallo

Este proceso se remonta a tres años atrás cuando Fernando Pastor solicitó la retirada de unos crucifijos del colegio Macías Picavea. La respuesta de la Consejería de Educación fue delegar la decisión al Consejo Escolar del centro, que en reiteradas ocasiones ha rechazado la pretensión de este padre. Por ello, la Asociación Escuela Laica de Valladolid presentó esta demanda, el pasado marzo, contra el Consejo escolar. Pastor calificó los tres años transcurridos como "un calvario" por la actitud del Consejo Escolar y la directora del colegio, de la que solicitó su dimisión por "la actitud mantenida hacia nosotros y por considerar el colegio su cortijo particular".

Por su parte, Carlos Parrado exigió la dimisión del consejero de Educación de Castilla y León, Juan José Mateos, por "vulnerar los derechos fundamentales de las familias, teniendo, además una resolución a favor de la retirada del Procurador del Común (Defensor del Pueblo en Castilla y León)".

En este sentido, el portavoz de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, señaló ayer que el Gobierno regional no tiene nada que objetar sobre esta resolución judicial, que cumplirá, al ser firme, instando al colegio en cuestión a que retire los crucifijos de las aulas.

"La Junta pensó en todo momento que la decisión correspondía al consejo escolar del centro y obró en consecuencia", resaltó.

Para CONCAPA, es una «sentencia desafortunada»

Luis Carbonell, presidente de Concapa, la asociación de padres católicos, calificó ayer de "desafortunada" la sentencia del juzgado de Valladolid. "Es una prueba más del laicismo radical. Europa está edificada sobre la base de la cultura cristiana y el crucifijo es un símbolo de esa cultura". Del mismo modo se manifestó el portavoz del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia, Pablo Rodríguez. En su opinión, con esta sentencia "se transforma una cuestión cultural y de hábito social en un instrumento para la contienda. Se trata de una manifestación más de laicismo".

Los símbolos religiosos son para el portavoz del Centro Jurídico Tomás Moro, Javier Pérez-Roldán, "parte de nuestra historia. Por tanto, si queremos hacer colegios neutros tampoco deberíamos hacer referencias políticas ni morales. Y si hacemos esto vaciaríamos todo de contenido".

Manuel de Castro, secretario general de las escuelas católicas Fere-Ceca, critica "el afán por retirar símbolos que representan el sentir religioso de la mayoría de los que asisten a clase bajo el pretexto de respetar a una minoría. Ese no es el camino hacia la tolerancia".

HazteOir.org: "Retirar los crucifijos es otra táctica más para aislar a los cristianos"

El presidente de HO, Ignacio Arsuaga, ha manifestado en la COPE su preocupación, por entender que estamos ante una ola de laicismo que se cierne sobre la sociedad española.

En opinión de Ignacio Arsuaga, no se puede marginar a los padres que quieren una educación católica para sus hijos. Ha añadido que "se toman decisiones sin contar con los que piensan los padres de alumnos".