Personajes de izquierda exhiben su desmemoria histórica y su laicismo

Personajes de izquierda exhiben su desmemoria histórica y su laicismo

«BLOGS HO: <span class="feedlink"><a href="http://www.hazteoir.org/rosasblancas/?p=268"><span style="color: #003871">Cristina Almeida</span></a>, por Alejandro Campoy</span> »
«BLOGS HO: <span class="feedlink"><a href="http://www.arsuaga.net/?p=865"><span style="color: #003871">Masonería, Zapatero y laicismo</span></a>, por Ignacio Arsuaga</span> »
«BLOGS HO: <span class="feedlink"><a href="http://www.outono.net/elentir/?p=3774"><span style="color: #003871">Bücherverbrennung contra César Vidal</span></a>, por Elentir</span>»

Medio centenar de conocidos personajes próximos al PSOE han presentado hoy un manifiesto de apoyo a Garzón y para mantener abierta la causa contra el franquismo. En una arenga que sonaba a cristales rotos no se han resistido a entonar también su laicismo. Mientras, Amnistía Internacional ha promovido otro manifiesto en la misma línea, en el que hace gala de su peculiar visión de la historia.

REDACCIÓN HO.-  De nuevo los artistas e intelectuales próximos al PSOE han dado muestras de su histerismo divisorio. Como Baltasar Garzón, no se enteran de que Franco ha muerto ni de la Transición. En el manifiesto Hemos conocido, hecho público esta mañana, califican de "encomiable" el trabajo realizado por Garzón en su causa abierta contra el franquismo, pese a que ha sido el propio juez quien se ha inhibido y las críticas vertidas contra el juez de los más variopintos sectores y direcciones, comenzando por el elemental principio jurídico de que no cabe un procedimiento penal sin que hay procesado.

Pero esto no les importa a los que aprovechan cualquier oportunidad para exhibir su resentimiento y su militancia de izquierdas.  En el manifiesto no se pierde la oportunidad para lamentar lo que consideran "un desproporcionado ataque" a la labor del magistrado de al Audiencia Nacional "desde ámbitos determinantes  que han creado alarma en la sociedad e indefensión en los demandantes", afirman. Será ahora que el procedimiento abierto por el juez hubiera sido un bálsamo de paz y unidad para la sociedad.

El manifiesto ha sido suscrito por medio centenar de intelectuales de la talla de Pilar Bardem -por supuesto-, Ernesto Sábato, Ian Gibson, José Saramago, Elisa Serna, Juan Goitisilo, Paco Ibáñez, y Cristina Almeida, ente otros. Esta última manifestaba con pasión esta mañana que "estamos todos sobre una fosa común en la que está debajo la historia de lo peor, y a veces conocer esa historia y pasarla a nuestros colegios y a nuestros hijos es lo único que nos va a defender de repetirla; y sobre todo porque estos años de crispación lo que ha levantado es un miedo a la sociedad a pensar que no podemos tocar nada.

En su euforia no han faltado los ataques a la Iglesia Católica, aunque no acertemos a comprender en qué ha podido influir de cara a la decisión de Garzón de inhibirse.  Enarbolando la bandera del laicismo, Almeida añadía que "gracias a Dios que no vamos a tener a la Madre Maravillas en el Congreso. No está Azaña e iba a estar la Madre Maravillas, la hija de uno que pasaba por allí que era presidente del Congreso... cuando veo a Rita Barberá en el Vaticano... ella sí que abre las heridas".

Tampoco han faltado en el acto de presentación del manifiesto las críticas a los historiadores que no comparten su favor ideológico -así Almeida ha pedido quemar los libros de César Vidal- y a determinados medios de comunicación, como a la cadena COPE, a los que tacharon de "intransigentes", en una actitud que mas dice de imposición de ideología y de pensamiento único que de libertad, como ya se vislumbraba en las palabras de Almeida sobre lo que se debe enseñar en las escuelas. Deben ser ellos, y no los padres, los que decidan, al parecer. Algo desde luego muy acorde con los tiempos que corren.

Hasta el 14 de abril recogerán firmas para este manifiesto, que entregaran después al Gobierno. Seguramente ellos sí serán recibidos, al tiempo la foto con Zapatero. 

Amnistía Internacional y sus páginas olvidadas de la historia

"Para pasar página, primero hay que leerla". Con este título, Amnistía Internacional presenta su manifiesto, firmado por 40 juristas, en el que señala: "No es posible que los tribunales españoles hayan asumido su competencia para investigar y perseguir los crímenes más graves de derecho internacional cometidos en Chile, Argentina, Guatemala, China, Ruanda, Irak, Marruecos, Palestina, Austria y Alemania, en cuyas causas ha sostenido la nulidad de las leyes de amnistía o prescripción y se abstengan de investigar crímenes similares cometidos en su propio país". Lástima que la ONG se haya saltado la página de la Transición, que le ha debido parecer demasiado aburrida o, quizá, no figuraba en sus libros de texto, en estos tiempos en los que las ideologías se tratan de imponen en las escuelas.

"España está en estos momentos en el punto de mira de la comunidad internacional que espera que por fin cumpla con la obligación de investigar los hechos de su historia reciente que podrían ser constitutivos de crímenes contra la humanidad, y garantizar, con todos los medios a su alcance, de la manera más completa posible y sin dilación, los derechos de las víctimas a verdad, justicia y reparación", concluye Amnistía, demasiado ocupada en el pasado como para centrarse, por ejemplo, en los graves crímenes que se cometen en regímenes como los de Cuba o China, por no hablar ya del abandono que sufre el continente africano.