El PSOE rechaza en bloque una placa en homenaje a la Madre Maravillas

El PSOE rechaza en bloque una placa en homenaje a la Madre Maravillas

Tras la sonada inhibición de Garzón en su pretendido juicio contra el franquismo, más de memoria histórica: ahora en el Congreso y de mano de los socialistas, que vuelven a exhibir su bandera laicista.

REDACCIÓN HO.- La Mesa del Congreso estudiará la próxima semana el recurso de ERC-IU-ICV contra la decisión de poner una placa en honor de María Margarita Pidal y Chico de Guzmán, conocida como "Madre Maravillas de Jesús", como aprobó el Congreso a instancias del diputado del PP Jorge Fernández Díaz. Por lo pronto el Grupo Parlamentario Socialista ha salido en bloque contra la colocación en el Congreso de una placa en recuerdo de la religiosa, que fue perseguida durante la Guerra Civil, y canonizada por Juan Pablo II. Y ello a pesar de que la iniciativa cuenta con el apoyo del presidente de la Cámara, el también socialista José Bono.  

El portavoz socialista, José Antonio Alonso, ponía voz a la oposición unánime acordada a puerta cerrada durante la reunión de su grupo parlamentario. El PSOE no quiere una placa en recuerdo de la Madre Maravillas en el Congreso por una razón: el laicismo que consagra el partido.

Un argumento que desarrollaba Alonso con estas palabras: "es un criterio de aconfesionalidad, obligado en términos institucionales, porque lo dice la Constitución y por lo que hace nuestro proyecto político, porque hemos reiterado muchas veces, tanto desde el Ejecutivo como desde aquí mismo, desde el Parlamento, como en el Congreso Federal del partido hace unos meses que hay que ir a una eliminación progresiva de simbología religiosa en actos de un Estado aconfesional como el nuestro: y claro, lo que no vamos a hacer es ir en contra de rse criterio que nosotros hemos explicitado tantas veces",

El portavoz socialista, que ya ha trasladado personalmente a José Bono la posición del grupo sobre este tema, añadía que harán todo lo posible para que la placa de la Madre Maravillas no se cuelgue finalmente en el Congreso.

También se ha pronunciado al respecto la secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín: la número tresdel partido afirmaba ayer que "las Cortes deben mantener su status aconfesional, y más allá de sus méritos más o menos discutibles, se me ocurren otras candidatas". Al tiempo, la responsable de política internacional del PSOE, Elena Valenciano, pidió que si la madre Maravillas tenía una placa, "hay que poner otra a las Trece Rosas", en referencia a 13 jóvenes comunistas fusiladas durante la contienda. Pero lo cierto es que el recuerdo a la Madre Maravillas en la Cámara Baja no es arbitrario: la religiosa nació en la Carrera de San Jerónimo número 46, donde hoy está uno de los edificios que ocupa el Congreso de los Diputados.

Fuerte campaña también en contra desde el grupo PRISA

Desde que saltó la noticia de que Bono ha dado el visto bueno para colocar la placa, el grupo PRISA se ha opuesto firmemente. Este lunes, El País publicaba el artículo "el último milagro de Santa Maravillas", en el que iba más allá de la ironía y el desprecio hacia la Santa y los millones de fieles que la veneran en todo el mundo subtitulando: "El Congreso planea homenajear a una monja que creó una congregación 'ultra'.

Entre otras acusaciones contra la santa, el diario de PRISA afirma que  "decidió escindirse de las carmelitas descalzas tras el Concilio Vaticano II por considerar la nueva doctrina demasiado progresista. Fundó una de las congregaciones más rígidas y ultraortodoxas que existen", y continúa ironizando al indicar que la colocación de la placa "podría ser el último milagro de la madre Maravillas"-

La cosa no para ahí. La peculiar e hiriente crónica de M. Altozano pretende presentarla como la dirigente de una peligrosa secta, al afirmar que "su ejemplo fue utilizado por el grupo ultraconservador Getsemaní para captar a unas 200 adolescentes en 2000 a espaldas de sus familias -que denunciaron tretas y engaños- y destinarlas a los conventos de clausura fundados por Maravillas con métodos puestos en duda hasta por la Conferencia Episcopal. Ésta llegó a criticar "su mensaje muy restrictivo de Cristo" y "el secretismo" con los padres de los religiosos y las chicas. Éstas tomaban los hábitos al cumplir 18 años, por lo que la investigación no condujo a nada".

Y acaba así el artículo "Después de duros artículos del diario de PRISA, para la antología queda el rotundo: Rece en paz el señor Bono, pero deje de poner placas en paredes que no le pertenecen".

Canonizada en un acto multitudinario 

El papa Juan Pablo II visitó España por quinta vez en mayo de 2003 con la misión de canonizaren la Plaza de Colón de Madrid, en un acto multitudinario, a cinco españoles, entre ellos la madre Maravillas de Jesús Pidal y Chico de Guzmán (1891-1974). En lugar principal estuvieron la familia real, el presidente del Gobierno, José María Aznar, y el líder de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero. Cinco años antes había sido beatificada. Curioso cuanto menos que al PSOE le haya reventado tanto el apoyo de Bono en memoria de la religiosa, cuando su jefe de filas asistió a este acto en sillón preferente. Un dato que no hay que perder, sobre todo Alonso, cuando se hable de "coherencia".

La monja a la que ahora quiere homenajear el Congreso tomó los hábitos a los veinte años, declarándose "hija de Teresa de Jesús", y fundó varios conventos de la orden de las Carmelitas. Durante la Guerra Civil sufrió persecución junto a otras religiosas de la misma orden. Murió en 1974 venerada por su orden.