El Gobierno sueco pretende ilegalizar la enseñanza de Religión

El Gobierno sueco pretende ilegalizar la enseñanza de Religión

«BLOGS HO: <a href="http://www.outono.net/elentir/?p=3737">Como se hace en Suecia, es democrático</a>, por Elentir»

REDACCIÓN HO, CONTANDO ESTRELAS.-como denunciaba Andrew Brown el año pasado en The Guardian, en una información de la que se hace eco Elentir en su blog asociado a HazteOir.org Contando Estrelas, el Gobierno sueco quiere ilegalizar la enseñanza de la religión incluso en los colegios privados. Para ser más exactos, la polémica iniciativa del Ministro de Educación sueco, Jan Björklund, pretende prohibir que se enseñe cualquier doctrina religiosa, incluida la Biblia, como si fuese cierta. Con esto, el Gobierno sueco pisotea abiertamente el Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que señala textualmente:

"Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia".

Curiosamente, Björklund es el presidente de una formación política que se denomina Folkpartiet Liberalerna (Partido Popular Liberal). Lo de "liberal" resulta curioso no sólo a la vista de su desprecio por los derechos individuales, sino también de sus alianzas.

Y es que el partido del señor Björklund forma parte del European Liberal Democrat and Reform Party, entre cuyos miembros españoles (es un decir, pues en su mapa distinguen a "Spain" de "Catalonia") figuran dos formaciones nacionalistas y con una trayectoria abiertamente antiliberal: Convergència Democràtica de Catalunya y Unió Mallorquina, promotoras en sus respectivas comunidades de políticas de imposición lingüística que violan gravemente los derechos de los ciudadanos castellanohablantes.

La iniciativa no tiene desperdicio. Entre otras cuestiones, como bien plantea Elentir en su blog, "si para Björklund nada de lo que dice la Biblia es cierto, ¿cómo mantener en la bandera de Suecia la Cruz Escandinava, que simboliza la Cristiandad? Es más: ¿pedirá Björklund que Suecia deje de contar los años como todos los países occidentales, que toman como referencia la Era Cristiana? Sería algo cómico".

El caso es que Suecia ha sido durante años un Estado fuertemente intervencionista. Los suecos no podían escoger escuela ni hospital. Es más: muchos ni siquiera podían elegir libremente formar una familia: hay que recordar al respecto que el 28 marzo de 2000 se descubrió que entre 1936 y 1996 230.000 personas habían sido esterilizadas contra su voluntad en Suecia (la Socialdemocracia gobernó allí de 1931 a 1991 y de 1994 a 2007) "en el marco de un programa basado en teorías eugénicas" y por razones de "higiene social y racial".

Artículos relacionados:

- Suecia restringirá la educación religiosa en escuelas privadas, por Protestante Digital
- Ser Católico en Suecia, por Mauricio Aira
- Primer obispo católico sueco en 450 años, por Alejandra Lemmo en Aceprensa
- Suecia y el Catolicismo, en Cristianismo y Política
- La política de esterilizaciones de Suecia afectó a 230.000 personas y se prolongó hasta 1996, en El País
- Mitos y verdades del modelo sueco, por Mauricio Rojas
- Por el bien de la raza, en Fogonazos