Garzón ordena exhumar ocho cadáveres de republicanos en el Valle de los Caídos

Garzón ordena exhumar ocho cadáveres de republicanos en el Valle de los Caídos

<a href="http://www.hazteoir.org/node/15040">Garzón no debe continuar envenenando nuestra convivencia social</a>

Como ya informara HO, el juez aprovecha sus maniobras dilatorias frente a la petición de archivo del fiscal para ganar tiempo y seguir abriendo fosas.

REDACCIÓN HO.- Haciendo oídos sordos a las numerosas críticas que su procedimiento sobre el franquismo ha generado en las más diversas esferas jurídicas, políticas y sociales, e intentando ganar tiempo en su particular lucha con la Fiscalía, que le considera incompetente para enjuiciar estos hechos y solicita el archivo de las diligencias, el juez de la Audiencia Nacional aprovecha sus maniobras dilatorias para seguir  removiendo fosas. La última ha sido la orden de exhumar los cadáveres de ocho republicanos  enterrados en el Valle de los Caídos, primer objetivo de los defensores de la Ley de Memoria Histórica, aludiendo a que se hizosin el consentimiento de sus familiares, según publica El País.

El grupo de republicanos  conformado por Valerico Canales, Celestino Puebla, Emilio Caro, Flora Labajos, Pedro Ángel Sanz, Román González y Víctor Blázquez- enterrados en una caja común - fue fusilado el 20 de agosto de 1936 en Pajares de Adaja (Ávila) lanzados a un pozo en un pueblo cercano para, 23 años después, ser desenterrados y trasladados al citado monumento madrileño poco antes de su inauguración. Fidel Canales, cuyo cadáver está en una caja individual, murió en el frente y estuvo enterrado en el cementerio de Griñón (Madrid) hasta que el 30 de diciembre de 1968 se depositaron sus restos en el Valle de los Caídos.

Una vez se dislumbra la vocación de juez estrella y de ganar notoriedad pública por parte del magistrado. La orden de Garzón, aparte de cuestionable desde el punto de vista jurídico, es harta difícil, a tenor de que, según los expertos, en el mausoleo hay entre 40.000 y 60.000 nichos; y los cuerpos de los ocho fusilados, siete hombres y una mujer, se encuentran en una caja colectiva -salvo uno de ellos, que está en una caja individual-, según publica El País, que añade que el juez ha solicitado la ayuda de siete especialistas para asistirle en la causa.

VER TAMBIÉN: