Cobarde acoso contra un alumno objetor de 4.º de ESO en un instituto andaluz

Cobarde acoso contra un alumno objetor de 4.º de ESO en un instituto andaluz

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/14860">Los objetores afectados por el escándalo del BOJA lo denuncian ante la Fiscalía de Menores</a> »
<a href="http://www.hazteoir.org/node/14843">«La auténtica 'Educación a la Ciudadanía', en DVD »</a>

La dirección del centro amenaza con expulsarlo si su familia "no pasa por el aro" y un grupo de "valientes" profesores preparó una encerrona a su padre.

REDACCIÓN HO y ABC.- En su edición de Sevilla, ABC denuncia hoy en un artículo firmado por Mercedes Benítez, un nuevo episodio de acoso a hijos de las familias objetoras frente a las materias de Educación para la Ciudadanía (EpC). En esta oportunidad, la víctima es un alumno que no asiste a las clases de Educación Ético -Cívica, la materia de ese grupo que se imparte en 4.º de la ESO.

Según la información del diario de Vocento, la embestida de la Consejería de Educación contra los alumnos hijos de objetores no cesa.

Tras haber publicado los nombres de los hijos de 81 objetores en el BOJA y después de que un alumno de Jaén abandonara la objeción al sucumbir a las terribles presiones de que era objeto, otra familia ha denunciado la persecución que está padeciendo.

Según el letrado Carlos Seco, esta familia, que siente tanto miedo que prefiere permanecer en el anonimato, está siendo víctima de una presión permanente por parte del centro en que estudia su hijo, un instituto público de la comunidad andaluza.

El chico, que estudia 4.º de ESO, ya dejó de asistir a EpC en 3.º y sus padres también han objetado contra Educación Ético-Cívica. El alumno, que ha sido amparado por el TSJA que le concedió las medidas cautelares para no acudir a EpC de 3.º y que está pendiente de sentencia, está siendo acosado de forma constante.

Amenazas de la dirección del centro y encerrona de un grupo de profesores

La dirección del centro ha comunicado a los padres que su hijo acumula varias faltas de asistencia a las clases de Educación Ético-Cívica y les ha amenazado con abrirle un expediente disciplinario; incluso les ha manifestado que podría ser expulsado del instituto. El padre solicitó una reunión con el tutor y, cuando acudió al centro, se encontró con que le tenían preparada una encerrona: le esperaban, además del tutor, un numeroso grupo de profesores del centro, que le presionaron para que retire la objeción de conciencia.

Por otra parte, su hijo está siendo objeto de burlas y es ridiculizado por algunos "profesores" ante sus compañeros. Carlos Seco cuenta que uno de ellos llegó a decirle en medio del pasillo y delante de los compañeros: "Puedes entrar en clase que no es pecado". La situación provocó las carcajadas del resto de alumnos y ha causado un gran malestar a la familia, que, ante tanta ignominia, se siente superada.

En ese mismo instituto, según Seco, algunos otros hijos de objetores han decidido entrar en clase, ante la actitud del centro; tal vez por ese "éxito" cosechado a base de turbias maniobras con los menores a los que se supone que educan, estos "profesionales" se ceban con quien resiste y obra en conciencia a pesar de todo.

Ayer el letrado pidió a la consejera que abandone el acoso a los alumnos objetores. "Que me ponga un precio a cambio, pero que abandone el acoso", manifestó el letrado. Sin embargo desde la Consejería de Educación se aseguraba que "no hay acoso" contra los hijos de los objetores. Las mismas fuentes afirmaron que las resoluciones judiciales se respetan y que, cuando tienen conocimiento de ellas, se anula la calificación de suspenso que se les ha puesto a los alumnos que no asistieron a EpC el curso pasado y que han sido calificados con 'Insuficiente', tanto en la convocatoria ordinaria de junio como en la extraordinaria de septiembre.