El ‘Langenort' albergará la comisión de abortos ilegales en aguas internacionales para eludir la ley española

El ‘Langenort' albergará la comisión de abortos ilegales en aguas internacionales para eludir la ley española

«BLOGS HO: <span class="feedlink"><a href="http://www.arsuaga.net/?p=695"><span style="color: #003871">Un barco abortista como estrategia de propaganda</span></a>, por Ignacio Arsuaga</span>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/14734">DAV sale a la calle: ayúdanos a parar el barco abortorio en Valencia</a>»
«ÚLTIMA HORA:  <a href="http://www.hazteoir.org/node/14758">Barberá califica de &quot;provocación indignante&quot; la presencia del barco abortorio en Valencia </a> »

La nueva trampa a la legalidad que representa el barco-abortorio, que llega mañana a Valencia, cuenta con el apoyo de ERC, IU, CC.OO. y Pilar Bardem.

REDACCIÓN HO.- El Langenort, propiedad de la organización holandesa Women on Waves (Mujeres sobre las olas), estará a 12 millas de las costas españolas. Llega invitado por colectivos feministas y centros abortistas. En él embarcarán ocho mujeres embarazadas, a las que se les practicará el aborto después de salir a aguas internacionales, de modo que no se pueda impedir legalmente la comisión de un acto que sería delictivo si se cometiera en territorialidad española. De hecho, el barco acude a los países en los que el aborto no es totalmente legal para perpetrarlos en aguas internacionales, donde la legislación nacional no es vigente. Asi, el barco viajó a Irlanda en 2001, a Polonia en 2003 y a Portugal (donde el aborto no comenzó a ser legal hasta 2007) en 2004, países en los que su presencia contó con un amplio rechazo por parte de ciudadanos y colectivos en defensa de la vida.

La organización ha afirmado que su intención es que el aborto se considere "un proceso médico regular", que como tal sea cubierto por la Seguridad Social y que se deje de "criminalizar" a las mujeres y médicos que lo practican.

Entre los responsables de la llegada del abortorio holandés está el ginecólogo Josep Lluis Carbonell, director del negocio abortista ‘Mediterránea Médica' de la Comunidad valenciana y representante de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del embarazo (ACAI). Carbonell compareció ayer ante los medios de comunicación para desafiar a la legalidad vigente, en una clara burla a la Justicia, cuando esta empieza a actuar frente a la impunidad con la que venía moviéndose el negocio del aborto ilegal en España, como en el caso Morín: "(la ley del aborto en España) es una ley ambigua y obsoleta, a la que se acogen grupos reaccionarios para realizar denuncias absurdas y sin pruebas contra médicos y pacientes que ejercen su derecho". Así despachaba la cuestión el protavoz proabortista, no solo desafiando las evidencias arrojadas por la prensa internacional y la actuación de los tribunales en España, sino mintiendo ante la opinión pública, en una enésima evidencia de la manipulación que practican los colectivos y empresarios abortistas, Y es que el el aborto no es un derecho, nunca  ha sido contemplado así en nuestro ordenamiento jurídico, que sí consagra por el contrario el derecho de "todos" a la vida -Constitución española- derecho que ha sido avalado en sentencia por el Tribunal Supremo.

El objetivo es, según expresó Carbonell en declaraciones recogidas por Europa Press, que "ninguna mujer le tenga que pedir permiso a nadie para abortar, y que se pueda hacer como en otros países europeos como Francia, Holanda, Bélgica, Dinamarca o Alemania, donde ella misma firma un papel, y se respeta su voluntad soberana y su decisión, no como aquí". Asimismo, sentenció que "no pedimos nada del otro mundo, sólo ser europeos". Ahora resulta que  para ser europeos, hay que admitir el aborto libre. Cualquier país europeo que ponga la más mínima restricción al aborto le deja fuera, según tan peculiar y falso concepto.

Carbonell compareció ante la prensa junto con la abogada y representante de la plataforma feminista regional Encina García, dos integrantes de la Asociación de Mujeres Jóvenes de Valencia, (Moiras), y la representante de las indignamente denominadas Mujeres Católicas pro-elección -la misma Iglesia Católica manifiesta que quienes participen o justifiquen el aborto se autoexcluyen de la misma-, Amparo Madrigal. Informó que el barco hará dos salidas, una el viernes 17 y otra el lunes 20 de octubre, hacia aguas internacionales, "aproximadamente a dos horas de Valencia". También confirmó que el procedimiento del aborto será con el método farmacológico e indicó que estos abortos serán "las primeras de la historia de España reciente al margen de la ley española", pero matizó que no se infringirá la ley española, al realizarse bajo territorio holandés. En este sentido, indicó que se trata de una "iniciativa simbólica", que enmarcará distintas actividades como pases de vídeos y documentales, lectura de manifiestos y conferencias, así como intervenciones de personajes conocidos, como la actriz Pilar Bardem.