La Junta de Andalucía deja en el paro a los profesores de Religión

La Junta de Andalucía deja en el paro a los profesores de Religión

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha procedido a una reducción del número de horas de religión en los centros públicos que ha provocado el descenso a la mitad del sueldo de los profesores y la pérdida del puesto de trabajo de muchos de ellos. ¡Envía tu más firme rechazo a esta arbitrariedad contraria a la legislación laboral vigente!

La situación nos la resume a la perfección la carta que nos ha remitido uno de estos profesores, y que reproducimos en su integridad:

"Quería quejarme de la situación que estamos viviendo los profesores de religión de Andalucía. Continuamente estamos viendo en peligro nuestros puestos de trabajo. El año pasado firmamos un contrato indefinido y no por ello nos encontramos con una estabilidad laboral, puesto que la Consejería de Educación ha mermado, sobre todo en los dos últimos años nuestras jornadas de trabajo de manera alarmante. Muchos vemos reducida la jornada a menos de la mitad, otros dificilmente podremos mantener a nuestra familia.

No nos permiten ser tutores, ni existe el departamento de religión, ni participar en proyectos con reflejo en nuestra carga horaria, solo nos computan las horas estrictas de religión. Conozco muchos profesores que imparten materias que no son de su especialidad. No entiendo porque nosotros, licenciados todos, no podemos competar nuestro horario con otras actividades o materias.

Estan aprovechando el vacio de no tener aún un convenio colectivo propio. Pero lo más grave es que se han saltado los procedimientos que marca la ley para modificar un contrato indefinido. Nos queda movilizarnos y acudir a la via judicial. El problema es que cuando se resuelva probablemente no tendremos puesto de trabajo. En muchos casos no se respetan los alumnos por aula, y lo más sangrante es como se organizan algunas alternativas, (talleres de cualquier cosa:manualidades, marionetas...)"

¡Envía tu más firme rechazo a esta arbitrariedad contraria a la legislación laboral vigente!