Uruguay: reiteradas argucias parlamentarias en el empeño de legalizar el aborto

Uruguay: reiteradas argucias parlamentarias en el empeño de legalizar el aborto

La asociación Esperanza Uruguay se dirige a HO para alertar a la opinión pública internacional sobre las artimañas del Ejecutivo.

REDACCIÓN HO.- Según informa la asociación Esperanza Uruguay a HO sobre el estado del proyecto de ley de legalización del aborto en el país, denominado eufemísticamente "Defensa del derecho de salud sexual y reproductiva", los impulsores del aborto están usando todo tipo de estratagemas parlamentarias para su aprobación, sin cesar en su empeño pese a haber perdido diversas votaciones.  Se da la paradójica circunstancia de si bien el partido del presidente Tabaré Vázquez es el que promueve la ley de aborto, él personalmente se ha comprometido varias veces ante la opinión pública a vetarla en caso de que sea aprobada. De hecho, es eso lo que ha impedido hasta ahora la aprobación de la ley.

Así, el proyecto de ley fue rechazado en primer lugar en la Cámara de Senadores, lo cual debería haber motivado su archivo, no pudiendo volverse a votar nuevamente en esta legislatura. Sin embargo, dos sesiones después, quienes propugnaban la aprobación de la ley, propusieron votarlo nuevamente, prescindiendo de la necesaria reconsideración y en clara violación de las normas constitucionales y la normativa reglamentaria vigente (no estaba en el orden del día (art. 61), no se había pedido su inclusión (art. 66) y ya no podía ser reconsiderado (art. 105).

Así, el texto del proyecto rechazado fue votado de nuevo, esta vez afirmativamente, y pasó antijurídicamente, a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.  En esta Comisión la votación quedó empatada, con lo cual un proyecto queda rechazado y debe ser archivado, de acuerdo al reglamento de la Cámara (art. 134). Pero por un arreglo político, la Comisión decidió enviarlo de todos modos, también en forma antirreglamentaria, al Plenario de la Cámara de Diputados para ser discutido. En realidad, eso equivale a enviarlo a que lo aprueben, pues en dicho Plenario, el partido de  gobierno, promotor del proyecto, tiene las mayorías necesarias.

Entre otras cosas, este proyecto de ley autoriza a abortar con el único requisito de que solo lo solicite la mujer hasta las 12 semanas, pero en realidad, con las "excepciones" que prevé, permite el aborto a voluntad en cualquier momento del embarazo. Posibilita que las menores de edad puedan abortar contra la voluntad de sus padres, y obliga al Juez a aprobar el aborto en esos casos. Restringe el plazo de la objeción de conciencia para los médicos a 30 días después de promulgada la ley, sin posibilidad de cambiar luego de opinión, y con la obligación igualmente de practicar abortos "en casos graves y urgentes". Obliga a las instituciones privadas de salud a realizar abortos sin importar los principios en los que estén fundadas. 

Pero además, en su capítulo I incluye:

  • La negación práctica de la patria potestad, despojando a los padres del derecho de decidir lo que se les enseña a sus hijos menores de edad en materia de sexualidad, o negándoles hasta la posibilidad de conocer lo que se les prescribe, o se les administra.
  • La educación obligatoria en el "ejercicio" (¿?) de los "derechos sexuales y reproductivos"  de niños y niñas, en primaria. 
  • El deber del Estado de "combatir" las "presiones sociales y culturales" en materia de sexualidad. Se abre así la puerta a la persecución estatal y legal por ejemplo, de los centros de enseñanza que no comulgan con los principios de la ideología llamada "perspectiva de género".
  • La adopción por parte del Estado de esa ideología de "género" y la imposición por ley de la misma a la ciudadanía en clara violación de su tradicional "laicidad".

Noticias relacionadas: