El Gobierno se ríe de los españoles con su 'Comité de expertos'

El Gobierno se ríe de los españoles con su 'Comité de expertos'

«««<a href="http://www.hazteoir.org/node/14039">El FEF se suma al rechazo a una nueva ley del aborto anunciada por Aído</a>»»»
««<a href="http://www.hazteoir.org/node/14036">AVA presentará el lunes un informe científico sobre el decreto de confidencialidad y la reforma del aborto</a>»»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/14026">Aído anuncia una nueva ley del aborto para 2009</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/14009">Críticas al Gobierno por improvisar con el aborto para ocultar su incapacidad</a>»
<a href="http://www.hazteoir.org/node/13958">«BLOGS HO: »</a>«<a href="http://www.arsuaga.net/?p=566">El aborto, la próxima gran batalla</a>, por Ignacio Arsuaga»

REDACCIÓN HO.-  "El Ejecutivo se ríe de los españoles con la composición del supuesto comité de expertos que ha anunciado. La ministra debe creerse que los españoles somos tontos, puesto que tan sólo se ha dado voz a conocidos proabortistas, todo un ejemplo de lo que este Gobierno dictador entiende por pluralidad y talante".

"El Gobierno socialista deja claro de nuevo lo que  le interesa las mujeres que van abortar, que es nada. La composición del grupo indica que para el Ejecutivo no existe más realidad que la que él percibe, y no quiere permitir siquiera una voz reprobadora que pueda remover sus conciencias o querrá hacer pasar los resultados del Comité como unánimes, sin votos en contra que lo mancillen, presentándolo como el resultado de la consulta a todas las capas de la sociedad implicadas en este drama del aborto", afirma el directivo.

"Si analizamos los currículos y opiniones de quienes se sentarán en esta mesa, encontramos a la primera presidenta de ACAI, Consuelo Catalá Pérez, a María Durán, que como presidenta de la Asociación Feminista Themis siempre ha estado en la vanguardia de la lucha por la despenalización, y llegó a acusar al Gobierno de ser el causante de las muertes de las mujeres fallecidas en abortos clandestinas en clínicas ilegales chinas en Madrid; a Elena Arrendó Soria, que ha firmado numerosas cartas proaborto y es una destacada feminista; a Javier Martínez Salmeán, uno de los primeros médicos que realizó abortos en la Sanidad Pública... Pero ninguna que defienda la vida.", analiza Manuel Cruz.

"¿Es que para el Gobierno oponerse a sus designios o disentir significa no estar capacitado? Porque hay numerosas mujeres perfectamente cualificadas que llevan toda la vida luchando contra el crimen del aborto, pero no se les ha dado la palabra. Es lamentable que el presidente viaje por el mundo proponiendo alianzas de civilizaciones cuando no es capaz de escuchar a sus compatriotas que no piensan como él", critica el presidente de la Fundación Vida.

Frente a una nueva ley del aborto: El Gobierno desoye a la sociedad

Además, Cruz también condena el objetivo declarado del grupo, crear una nueva Ley del Aborto. "Este Gobierno no escucha a la sociedad, y se ha embarcado en su Guerra de Irak particular. A pesar de que las encuestas han dejado claro que la gente no quiere más aborto, pues toma taza y media. A pesar de no tener la mayoría absoluta, están demostrando tener un clarísimo ‘síndrome de la Moncloa', pretendiendo tener el conocimiento absoluto del bien y del mal".

"En menos de una semana, el entorno socialista ha dejado claro lo que entienden por democracia: gobernar sólo para los suyos, como tiranos, sin oposición alguna. Empezaron removiendo la Memoria Histórica, pero sólo de un lado, y ahora, ponen toda la carne en el asador en defensa los promotores de la cultura y el negocio de la muerte. Ya nos han engañado bastante, esto no es socialismo", lamentó la Fundación Vida.

"Desde luego, con este plantel, el objetivo del portavoz parlamentario socialista, José Antonio Alonso, de tener listo el dictamen para primavera, queda ridículo. Seguro que para la semana que viene ya habrán decidido que lo mejor es la barra libre de aborto. Seguro que se ha elegido a este grupo pensando en la crisis, porque así ahorrarán un buen pico en gastos relacionados con la duración de los análisis", ironiza el directivo, que pidió al comité que "considere y exponga los enormes gastos que supondrá para el Estado esta nueva normativa, y de dónde se va a sacar el dinero, si ya estamos en déficit".

Noticias relacionadas: