Arenas sólo habla de "respeto a las conciencias" en su respuesta al proyecto andaluz sobre la eutanasia

Arenas sólo habla de "respeto a las conciencias" en su respuesta al proyecto andaluz sobre la eutanasia

«BLOGS HO: »«<a href="http://blogs.hazteoir.org/vllopis/2008/09/03/eutanasia-sio-si/">Eutanasia sí...o sí</a>, por »«Victoria Llopis»« »
«BLOGS HO: »«<a href="http://www.outono.net/elentir/?p=3478">Presionados para dejar morir al paciente</a>,»« »«Contando Estrelas»« »

Chaves retoma el falso debate eliminando burocracia en torno a la cultura de la muerte y azuzando a Zapatero a mover ficha en torno a la eutanasia.

REDACCIÓN HO.- La Junta de Andalucía prepara una ley pionera en España sobre la eutanasia. Según el texto del anteproyecto de ley, que deberá ser aprobado por el Parlamento regional, el paciente verá su "voluntad y dignidad" respetadas en la última etapa de su vida, "asegurando su autonomía y el respeto a su voluntad". "La norma también establece la potestad del ciudadano de rechazar o paralizar cualquier tratamiento o intervención, aunque ello pueda poner en peligro su vida", según un comunicado difundido por el gobierno socialista andaluz. El enfermo también tendrá derecho a "recibir tratamiento del dolor, incluyendo la sedación paliativa cuando lo precise", destinados a atenuar los síntomas de una enfermedad, sin combatir las causas y que administradas en dosis elevadas, conducen a la inconsciencia y a la muerte.

La ley sería "la primera de estas características que se elabora en España", se congratuló el martes, en conferencia de prensa, la consejera andaluza de Sanidad, María Jesús Montero.

Obliga a los facultativos

Ningún hospital andaluz, público o privado, podrá oponerse al deseo de un paciente de morir. Su deseo prevalecerá sobre los criterios del centro o de sus equipos médicos según el proyecto de ley de Dignidad ante el proceso de la muerte, a cuya tramitación dio ayer luz verde el Gobierno andaluz. Una norma que impedirá que se repitan casos como el de la paciente terminal granadina Inmaculada Echeverría que, tras veinte años postrada en una cama y mantenida con vida artificialmente, fue trasladada del centro privado en el que estaba a otro público para que se cumpliera su voluntad de ser desconectada del respirador. Los médicos que  se nieguen podrían recibir multas que van desde los 60.000 al millón de euros.

Esta es una de las novedades de la futura ley presentada ayer por la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, que defendió la conveniencia de extender la obligatoriedad a todos los hospitales. "Si existe la negativa de algún profesional, se tendrán que arbitrar los mecanismos necesarios para que otro actúe en este entorno y sin molestia para el paciente como ocurrió en el caso de Echeverría", explicó la consejera.

El gobierno andaluz ya fue pionero en la materia, al acordar en marzo pasado, oficialmente, el "derecho a morir" que reclamaba desde hacía varios años Inmaculada Echevarría, una mujer de 51 años afectada de distrofia muscular. Una asistencia respiratoria que la mantenía en vida desde hacía nueve años postrada en su cama del hospital de Granada, fue desconectada tras recibir autorización de las autoridades regionales.

El PP pide que se respete la "libertad de las conciencias"

El presidente del PP andaluz ya se ha pronunciado sobre este proyecto, abogando por el respeto a la libertad de las conciencias, que no por la "libertad de conciencia" que, frente a lo anterior, no deja margen al relativismo. "Lo más importante del mundo es el ser humano, lo más importante del mundo es su libertad, lo más importante del mundo es el respeto a las creencias y a las conciencias. En todo caso no estaremos con nada que no suponga un escrupuloso respeto a las conciencias y creencias y a los derechos de los seres humanos", señalaba Javier Arenas.