La mayoría de españoles rechaza una reforma de la "Ley del Aborto"

La mayoría de españoles rechaza una reforma de la "Ley del Aborto"

<a href="http://www.hazteoir.org/node/13688" target="_blank">«El Gobierno abre dos frentes para reformar la &quot;Ley del Aborto»&quot;</a>

Encuesta de Sigma Dos para el diario El Mundo: sólo el 36,5%  es partidario de una "ley de plazos".

REDACCIÓN HO Y EL MUNDO.- Los procedimientos penales abiertos contra varias clínicas abortivas y el último congreso del PSOE han reactivado un debate que en España se abre de forma cíclica desde que en 1985 se despenalizó parcialmente la interrupción voluntaria del embarazo. Sólo poco más de un tercio de los ciudadanos quiere cambiar la regulación actual por una ley de plazos, porcentaje que apenas varía entre los votantes socialistas.

Según la encuesta de Sigma Dos para El Mundo, el 57% de los españoles está conforme con la actual regulación y, a mucha distancia, sólo el 36,5%, poco más de un tercio, sería favorable a una ley de plazos que evitase la sanción penal dentro de las primeras 12 o 14 semanas de gestación, sin necesidad de ningún justificante.

El porcentaje de ciudadanos que prefiere que la ley se quede como está supera el 50% en todas las horquillas de edad (aunque muy ligeramente entre los más jóvenes) y cualquiera que sea su recuerdo de voto: incluso entre los electores del PSOE (54,4%) y de IU (52,5%) y, por supuesto, de manera más amplia entre los del PP (66,4%).

De hecho, entre quienes votaron a Mariano Rajoy en las últimas elecciones, un 34,9% considera incluso que la despenalización en los tres supuestos actuales es una normativa «demasiado permisiva»; para seis de cada 10 de quienes prefirieron a Gaspar Llamazares, en cambio, es «demasiado restrictiva», aunque la prefieran a una ley de plazos. Por último, entre los seguidores de Zapatero, son más los que piensan que es «adecuada».

En consonancia con estas respuestas, casi la mitad de los ciudadanos cree que el aborto debería estar legalizado sólo «en determinadas circunstancias»; poco más de un tercio, «en cualquier circunstancia», y sólo un 15% (que crece hasta el 23,2% entre los votantes del PP), «en ninguna circunstancia».

Los condicionantes ideológicos del debate se hacen evidentes cuando se pregunta a los encuestados si creen que los médicos tienen derecho a negarse a llevar a cabo un aborto. Los movimientos feministas vinculados a la izquierda política denuncian con frecuencia que muchos doctores de la sanidad pública española alegan objeción de conciencia para luego practicar interrupciones legales del embarazo en clínicas privadas, rentables para el practicante y caras para la mujer.

Seis de cada 10 ciudadanos creen en la objeción de conciencia de los médicos, pero esta aparente contundencia se explica en el tirón de las respuestas de los votantes del PP: el 70% la respalda. Sin embargo, apenas la mitad de los electores socialistas considera que pueden negarse, y sólo el 36,5% de los de IU.

Una amplísima mayoría de españoles opina que las clínicas deben facilitar a los jueces y a la Administración las identidades de las mujeres que aborten cuando se estén investigando presuntas irregularidades. Recientemente, el Consejo de Ministros aprobó un texto legal orientado a «mejorar el derecho a la intimidad de las mujeres y la confidencialidad en la interrupción voluntaria del embarazo», que entrará en vigor antes de fin de año. Esa protección se refiere a supuestos de abortos legales.

Cuando no lo sean (o se investigue si lo son o no), el 81% de los ciudadanos piensa que la Justicia debe recibir los datos y tres de cada cuatro opina que también la Administración debe poder disponer de ellos. Entre los votantes del PP y del PSOE, los porcentajes son similares, pero caen hasta el 52,6% para ambas preguntas cuando se trata de los de IU.