Las tarjetas navideñas de Unicef financian abortos

Las tarjetas navideñas de Unicef financian abortos

La compra de felicitaciones navideñas de Unicef sirve para financiar acciones que atentan contra la vida y la dignidad humana. Numerosos informes de organizaciones independientes demuestran que muchas de las acciones de Unicef favorecen prácticas abortivas y promueven campañas que atentan contra los derechos básicos del hombre. Escribe a las empresas que colaboran con este organismo de las Naciones Unidas.
clear.gif
ultimahora.gif Última hora: Correos también vende tarjetas de Unicef y el Gobierno felicita con ellas. Se les incorpora como destinatarios de esta alerta.
flecha.gif UNICEF intenta lavar su imagen abortista pero sigue promoviendo abortos

Con este llamamiento queremos sensibilizar a los ciudadanos para que no compren esas felicitaciones, pues parte de los beneficios que se obtienen por su venta se destinan a financiar acciones que atentan contra el derecho a la vida y la dignidad de las personas, tales como acciones abortivas, edición de libros destinados a niños que informan sobre educación sexual bajo un punto de vista hedonista, o bien promueven campañas de esterilización entre mujeres jóvenes.

También queremos llamar la atención de los responsables comerciales de los establecimientos que las venden, explicando el daño que se hace con sus ventas. Al llegar la Navidad muchos establecimientos comerciales distribuyen estas felicitaciones navideñas editadas por Unicef sin plantearse las consecuencias de este negocio.

Algunas campañas de Unicef atentan contra los derechos de los niños que dicen defender. UNICEF preconiza un programa de educación sexual al margen de los padres y pide el libre acceso de los adolescentes a los anticonceptivos y el aborto a espaldas a los padres. No cabe duda que muchos de los trabajos que realiza esta organización son buenos, y muchas personas trabajan en esos proyectos por los menos favorecidos. Pero no hay que olvidar que la diginidad humana requiere su defensa integral, y el primer derecho que tiene el niño es el de nacer. Comprar regalos navideños con los que se pueda financiar acciones de muerte supone ayudar a que unos pocos decidan sobre la vida de muchos que todavía no han nacido.

A continuación te proponemos 4 acciones rápidas y eficaces:

(i) Descárgate la siguiente carta modelo (haz clic aquí), añade tus datos y preséntala a modo de sugerencia en todos aquellos establecimientos que vendan tarjetas navideñas de Unicef. Porque son muchos los que colaboran con Unicef y muy pocos los que conocen su lado oscuro.

(ii) Si recibes una tarjeta de felicitación de Unicef de una empresa o de una persona amiga, sugerimos que le agradezcas la felicitación y también que le pidas que, en próximos años, no compre tarjetas navideñas de Unicef, explicando que sirven para financiar actos abortivos. Puedes adjuntar los enlaces informativos que te proporcionamos más abajo o nuestro e-mail de contacto (info@hazteoir.org) para más información.

(iii) Reenvía esta alerta a todos tus contactos.

(iv) Puedes enviar la carta que te proponemos a continuación a aquellas Entidades Bancarias, empresas y centros comerciales que colaboran con Unicef (http://www.unicef.es/contenidos/368/index.htm).

Tu carta será enviada a las siguientes Entidades:

  • Carrefour
  • Alcampo
  • El Corte Inglés
  • Ikea
  • Turrones El Lobo
  • Planeta Junior
  • Gucci
  • BBVA
  • BSCH
  • Banesto
  • La Caixa
  • Banco Popular
  • Cajamadrid
  • Correos y Telégrafos (última hora)
  • Gobierno español (última hora)

Recibirán copia de tu carta la Sede Central de Unicef, la Responsable de UNICEF de Protección del Niño y el Comité Español de Unicef.

Nombre*
E-mail*
D.N.I.
Asunto*
Mensaje

[A la att. de la Dirección de Carrefour, Alcampo, El Corte Inglés, Ikea, Turrones El Lobo, Planeta Junior, Gucci, Caja Madrid, BBVA, BSCH, Banesto, La Caixa y Banco Popular; c/c: Unicef, Ms. Allison Hickling y Comité Español de Unicef]

Estimados Señores:

He sabido que su Empresa colabora con Unicef con la venta de sus tarjetas Navideñas o con otros acuerdos de colaboración, los cuales anuncia la propia web de UNICEF.

Es cierto que Unicef realiza buenos proyectos en beneficio de los necesitados. Sin embargo, deben Ustedes saber que UNICEF destina parte de sus fondos a realizar, entre otras cosas, campañas que atentan directamente contra la dignidad humana, tales como favorecer acciones abortivas entre las jóvenes del tercer mundo, campañas de esterilizaciones masivas y educación de la sexualidad bajo puntos de vista puramente hedonistas.

Todo ello viola derechos básicos de la persona: derecho de todos a la vida, derecho a una educación integral de la persona, derecho de las madres a recibir asistencia y apoyo durante el embarazo, derecho a la información, derecho a ser madre, etc.

Colaborando con Unicef, su empresa está ayudando, aunque sea indirectamente, a que Unicef continúe ejecutando acciones como las descritas. De este modo, Ustedes se convierten en cómplices de las violaciones de los derechos de los pobres, incluyendo a aquellos que no tienen la oportunidad de defenderse por estar aún en el vientre de su madre.

Unicef lleva tiempo negando genéricamente estos hechos. Sin embargo, existen numerosas pruebas y documentos ? también de la propia Unicef- que demuestran todo lo que en esta carta se denuncia.

A título de ejemplo, les señalo aquí un informe de nada menos que 100 páginas indicando con todo detalle las acciones descritas en esta carta:

http://www.c-fam.org/pdfs/unicef.pdf

En www.hazteoir.org, página web de la Plataforma de Participación Ciudadana HazteOir, encontrarán otros muchos documentos que acreditan todos estos extremos, incluyendo documentos de la propia Unicef.

El año pasado, el Director del Comité Español de Unicef respondió a algunos de los firmantes de la campaña de HazteOir.org acusando a HO de difamación y mintiendo acerca de los fines a los que Unicef destina el dinero que recauda con sus postales. HazteOir.org respondió a esta carta publicando una que ofrecía datos concretos que justificaban la campaña. Pero Unicef nunca respondió ni dio ninguna explicación, más allá de la negación genérica de los hechos.

En definitiva, espero que tras conocer esta información su Empresa se replantee su colaboración con Unicef y, mientras ésta no rectifique públicamente sus peculiares políticas de ?ayuda? a los pobres, colaboren Ustedes con otra Organización que de verdad ayude a los más necesitados.

Agradeciendo su atención a este asunto, le saluda cordialmente,

[Nombre y Apellidos]

*Campos obligatorios

Para más información: