El Gobierno vasco se burla de las mujeres con la Píldora del Día Después

El Gobierno vasco se burla de las mujeres con la Píldora del Día Después

"Los argumentos del lehendakari expuestos este lunes son una ofensa a la inteligencia y demuestran su falta de ideas, puesto que es absurdo situar esta iniciativa dentro de medidas para la igualdad de sexos", afirma la Fundación Vida.

REDACCIÓN HO.- "El Gobierno vasco se burla de las mujeres con la dispensa gratuita de la píldora del día después (PDD)", asegura Manuel Cruz, director de la Fundación Vida. "Los argumentos del lehendakari Juan José Ibarretxe del pasado lunes son una ofensa a la inteligencia y demuestran su falta de ideas, puesto que es absurdo situar esta iniciativa dentro de medidas para la igualdad de sexos".

"De nuevo, se recurre a modismos huecos para justificar lo injustificable. Dado que esa aberración de concepto de Igualdad del presidente Zapatero se ha vuelto contagioso, se recurre a él para todo. ¿Pero a qué igualad de sexos se refiere? ¿Pretende el señor Ibarretxe que la igualdad total hombre-mujer se dará con la pérdida de la capacidad reproductiva de las féminas? ¿O con la destrucción de un ser humano, puesto que su funcionamiento, al ser anti-implantatorio, es abortivo", se preguntan desde la Fundación Vida. "A este paso acabarán implantando a los ciudadanos un kit de autorreproducción para que seamos todos hermafroditas y se acaben fusionando los dos sexos", se queja Manuel Cruz.

Una iniciativa discriminatoria y sin sentido

En realidad, lamenta el director de Fundación Vida, "se trata de una iniciativa claramente discriminatoria, puesto que favorece a un determinado sector de la industria farmacéutica, cuando hay otros medicamentos mucho más necesarios y útiles que podrían recetarse gratuitamente".

Este anuncio es "un total sinsentido, puesto que la otra gran razón es la salud, y se ha demostrado que tiene efectos adversos, y sus contraindicaciones, sobre todo en menores de edad,  aún no son totalmente conocidas. Sí se sabe, sin embargo, que produce en muchos casos náuseas (42%), vértigos o mareos (20%) y mayor probabilidad de padecer cáncer en el futuro".

"La PDD es una auténtica bomba hormonal. La usuaria toma, en un solo día, de 6 a 30 veces la cantidad de levonorgestrel que se encuentra en la dosis diaria de un anticonceptivo hormonal oral", añade el director de la Fundación Vida. "Además está constatado que las adolescentes que utilizan la Píldora del día Después no reducen el número de embarazos no planeados, posiblemente como consecuencia de asumir mayores riesgos en sus relaciones sexuales", añade. "La PDD acaba funcionando como incentivo de las relaciones sexuales y, al mismo tiempo, como placebo para tranquilizar a la pareja ante el temor a un posible embarazo no previsto, pues en 9 de cada 10 ocasiones ni siquiera se ha producido la concepción antes de la toma de la píldora".

La experiencia avala que es una medida errónea

Por último, Manuel Cruz se remitió a los informes sobre los lugares donde se ha implantado esta medida "que demuestra que su demanda se multiplica", y al análisis de los expertos, que denuncian un uso incorrecto. De hecho, algunos facultativos consideran que esta financiación pública es una medida errónea "ya que si no se financian los anticonceptivos, no debería financiarse este método que no debe entenderse, ni mucho menos, como un sistema anticonceptivo ni como medicamento".